Las diferentes realidades de los commodities mineros

Indicios de déficit de oferta y leve aumento en su demanda se proyecta para el cobre, mientras el hierro continuará en medio de una volatilidad. La diferencia la marca el litio, que se mantendría con precios elevados.

Distintos escenarios enfrentan los commodities mineros más transados a nivel mundial, según la mirada de los analistas que siguen su comportamiento. En el caso del cobre, la opinión generalizada apunta a que el metal rojo muestra indicios de déficit de oferta y un leve aumento en su demanda. Asimismo, se estima que las alzas de precios registradas en el primer semestre de este año deberían ser más pronunciadas y sostenidas en 2018.

Los expertos consultados por MINERÍA CHILENA también pronostican que Latinoamérica continuará siendo la región más atractiva para la inversión minera, y en particular para la reactivación de los proyectos en suspenso, donde Chile, Perú y Ecuador se alzan como los polos que liderarán este proceso.

En el caso del hierro, si bien se reconoce como un mercado fuerte, se advierte que enfrenta un escenario de volatilidad, debido principalmente a políticas fiscales y ambientales de China.

Un panorama decididamente más alentador vive por estos días el litio, ya que goza de un boom de precios, con fuerte dinamismo y una demanda creciente, motivada principalmente por el desarrollo de los vehículos eléctricos y los anuncios de grandes compañías automotrices y declaraciones de países que buscan potenciar este segmento.

Cobre: perspectivas favorables

Como “favorables” califica Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining, las perspectivas de mediano y largo plazo para el precio del cobre. A su juicio, la tendencia hacia una economía basada en la electricidad en lugar de los combustibles fósiles se acelera, por lo que la demanda por el metal rojo –así como por el litio y cobalto– será potente y creciente. Por el lado de la oferta, hace ver que “se ve restringida, como resultado del fuerte impacto del súper ciclo y el doloroso período de cinco años que lo sucedió”.

Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining.

Una opinión similar tiene María Javiera Contreras, socia líder de Consultoría en Transacciones y para la Industria Minera de EY Chile, quien sostiene que los factores que han influido en un escenario de indicios de déficit y leve aumento de demanda, son la falta de proyectos de gran producción, la disminución en la ley del mineral en países como Chile, además de disrupciones o huelgas y disputas gubernamentales.

María Javiera Contreras, socia de EY Chile.

En el plano externo, Maritza Araneda, socia de KPMG, señala que la cotización del cobre dependerá principalmente de la demanda de China, que consume aproximadamente el 45% del metal rojo mundial, y proyecta que “los aumentos de precios graduales que hemos visto (este año) deberían comenzar a ser más pronunciados y sostenidos en 2018”.

Maritza Araneda, socia de KPMG.

Consultado respecto de si existen suficientes proyectos para satisfacer la demanda de cobre, Juan Carlos Guajardo hace ver que hay iniciativas, pero la duda está en si son factibles y viables. “En el súper ciclo se evidenció una gran cantidad de proyectos, los cuales hoy no son viables y necesitarían reformulaciones. Además, las tendencias restrictivas en materia social y ambiental están limitando la exploración y desarrollo de proyectos. Por último, la tasa de descubrimientos no está respondiendo a la inversión en exploración últimamente, reflejando cuán difícil es el desafío de acceder a recursos mineros de calidad”, comenta.

De acuerdo con el director ejecutivo de Plusmining, si repunta la demanda y se da una escasez creciente de cobre, “la presión para desarrollar proyectos será muy grande, pero se repetirán las presiones de costos y deterioro de la productividad que vimos en el súper ciclo. El desafío es para las compañías mineras, pues no querrán repetir los errores anteriores, pero sin cambios estructurales, les será muy difícil enfrentar los siguientes años”.

Al respecto, Maritza Araneda complementa que “la historia ha mostrado en repetidas ocasiones que los altos precios del cobre incentivan a las mineras a cambiar su enfoque o estrategia rápidamente, de una de reducir costos, que ha marcado los recientes años, a una de crecimiento e inversión”. En ese sentido, estima que no sería difícil para la industria obtener financiamiento para expansiones en actuales instalaciones o para inversión en nuevos proyectos.

Hierro: mercado fuerte pero volátil

“El mercado del hierro sigue siendo un mercado fuerte, pero con mucha volatilidad, y este escenario no debería cambiar en los próximos meses”. El análisis es de Eduardo Valente, socio de Consultoría para la Industria Minera de EY Chile, para quien, si bien los inventarios son altos, la demanda estable durante el resto del año debería limitar la bajada de los precios.

Eduardo Valente, socio de EY Chile.

En su opinión, “las políticas fiscales y ambientales chinas han exacerbado la volatilidad de los precios. El endurecimiento y la posterior flexibilización de las regulaciones financieras y el estímulo económico siguen creando perspectivas muy inciertas para el acero y, por lo tanto, para la demanda de mineral de hierro. Por otro lado, gran parte del nuevo suministro esperado de Australia y Brasil ha sido llevado al mercado, limitando el riesgo de una baja desde el punto de vista de la oferta”, señala.

Se estima que el precio del hierro debiera subir si en China o Estados Unidos existe un impulso a la inversión en infraestructura. Fotografía: Gentileza de CAP

Sobre este punto, Pieter Van Dijk, socio de KPMG Brasil, es más enfático y hace notar que “Morgan Stanley pronosticó cerca de 40 millones de toneladas de exceso de oferta este año, aumentando a 120 millones de ton en 2019 y a 185 millones de ton en 2021. Además, las existencias de mineral de hierro en los puertos chinos se mantienen en máximos récord”.

Pieter Van Dijk, socio de KPMG Brasil.

Sin embargo, Guillermo Araya, gerente de Estudios de Renta 4 Corredores de Bolsa, indica que “existe una contracción en la oferta de hierro por parte de China, ya que sigue embarcada en su proyecto de producir bienes con menor contaminación”. Acota que el cierre de ciertas minas contaminantes hizo que aumentara circunstancialmente la oferta de chatarra, “lo que también influye en la caída del precio del hierro”.

Guillermo Araya, gerente de Estudios de Renta 4 Corredores de Bolsa.

A su juicio, “deberíamos tener un precio del hierro al alza, si es que existe un impulso o mayor inversión en infraestructura por parte de China o si Estados Unidos lleva adelante un plan de infraestructura importante”.

Litio: en fase de expansión

“El escenario (para el litio) es súper positivo, con una demanda creciendo fuerte, principalmente motivada por el desarrollo de los autos eléctricos”. De esta forma resume Daniela Desormeaux, gerente general de SignumBox Inteligencia de Mercados, el panorama que vive este recurso, del cual Chile posee cerca de un tercio de la oferta mundial.

Daniela Desormeaux, gerente general de SignumBox.

Para la experta, lo anterior se fundamenta en la fase de expansión que, según sus proyecciones, alcanzaría un 12% promedio anual, lo que “es muchísimo”, dice,  para un contexto en que el mercado del cobre crece no más de 3% anual y el mundo a un 3% promedio. “Es decir, la industria del litio crece entre tres y cuatro veces más que el PIB mundial”, remarca.

Opinión similar entrega Juan Ignacio Guzmán, profesor asociado adjunto de la Pontificia Universidad Católica de Chile y gerente general de la Consultora GEM, quien explica que desde el punto de vista de la oferta “es un mercado que hoy está en crecimiento y existen varios proyectos a nivel mundial que buscan entrar, aprovechando este aumento en los precios que gran parte de los analistas cree debiesen corresponder a un quiebre estructural en el mercado, por lo que estos precios debieran mantenerse altos en los próximos años”.

Juan Ignacio Guzmán, gerente general de GEM.

Sobre esta variable, Desormeaux sostiene que “el dinamismo en el mercado, en conjunto con una capacidad productiva que hoy está bien limitada, ha hecho que los precios estén al alza –casi se han duplicado– y eso hace que las inversiones asociadas al litio sean muy rentables” y que sea posible recuperar la inversión de las empresas.

La especialista valora que algunas incertidumbres del mercado se hayan despejado, destacando al respecto la firma del acuerdo entre Corfo y Albemarle, que permitirá a esta última aumentar su producción. Pero al mismo tiempo señala que existen otras incertezas por aclarar. “Por ejemplo, cómo terminará el conflicto entre Corfo y SQM, o (la información sobre) el suministro de litio de China, que hace que sigamos con ciertas aprehensiones sobre la oferta”, afirma.

Proyecciones de precios

Los analistas y expertos consultados por MINERÍA CHILENA entregaron sus estimaciones de precios para el cobre, hierro y litio.

Cobre

Maritza Araneda (KPMG): “En el último trimestre de 2017 los precios deberían establecerse entre US$2,65/lb y US$2,70/lb, y ser más pronunciados y sostenidos en 2018, con una mayor alza a fines de ese año superando los US$3/lb”.

Juan Carlos Guajardo (Plusmining): “Para 2017 deberían mantenerse estables y fluctuar  en torno a US$2,5. Mientras el fin gradual del estímulo económico chino podría poner presión a la baja, la reducida oferta debiera contrarrestarla”.

María Javiera Contreras (EY Chile): “Los precios podrían llegar a US$2,7/lb en 2017 y fluctuar entre US$3,1 y US$3,6 entre 2018 y 2020”.

Hierro

Eduardo Valente (EY Chile): “Nuestros análisis esperan que el precio se mantenga en un rango de US$50-65 por tonelada para el resto del año”.

Guillermo Araya (Renta 4 Corredores de Bolsa): “Veo un precio del hierro oscilando entre US$54/ton y US$57/ton por trimestre el próximo año. Es decir, US$54/ton el primero, US$55/ton el segundo y US$56/ton el tercero, en un escenario de recuperación”

Pieter Van Dijk (KPMG Brasil): “La mayoría de los analistas pronostican un precio por debajo de los US$50/ton  para fines de 2017”.

Litio

Juan Ignacio Guzmán (GEM): “Mis estimaciones dicen que el precio de la tonelada de carbonato de litio debiera estar entre US$9.000 y US$9.500 para 2018, y debiera caer a entre US$7.500 y US$8.500 en 2019”.