La industria metalúrgica con los ojos en China

En seminario de Cochilco se presentaron los principales detalles del proyecto de modernización de la Fundición Hernán Videla Lira de Enami, mientras el director de Procesos Fure de Codelco expuso las razones para mirar al gigante asiático.

Ante la cercanía de la entrada en vigencia de la norma ambiental que apunta al control de emisiones generadas por las fundiciones, el sector metalúrgico ha acelerado el tranco para cumplir con los requerimientos que se exigen a contar de 2018 en al menos cinco de las siete plantas que operan en el país (para Altonorte y Chagres en 2017).

En este contexto, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) reunió en un seminario a expertos y ejecutivos de la industria de fundición y refinerías; uno de los puntos fuertes de la jornada fue la revelación de los principales detalles del proyecto de modernización de la Fundición Hernán Videla Lira (FHVL), de la Empresa Nacional de Minería (Enami).

El gerente de Modernización de la estatal, José Andrés Herrera, sostuvo que el objetivo fue “desarrollar la ingeniería de prefactibilidad que recomendara una solución óptima para modernizar la fundición bajo algunas condiciones”, como la necesidad de cumplir con la norma de emisiones, poner en marcha un proyecto viable técnica y económicamente al menor costo posible, y optimizar los procesos operacionales y productivos.

“Se trata de un proyecto inédito en la historia de Enami, a diferencia de otras empresas mineras, debido a la magnitud y las capacidades requeridas. Estamos hablando de una inversión que bordea los US$ 400 millones”, precisó.

Al comentar los principales indicadores de la fundición, el gerente reveló que actualmente ésta “tiene menos de un 90% de captura de azufre y arsénico, y la normativa dice que debe tener más de 95% de captación y una emisión anual de azufre de 12.880 toneladas por año”.

A partir del análisis de riesgo efectuado, “la alternativa BBR-CH fue la recomendada con un mayor porcentaje de elegibilidad por sobre otras tres opciones de continuidad”, informó el ejecutivo, quien añadió que esta iniciativa mejora la captura de emisiones (97,9% en SO2 y 97,2% en AS), aumenta la capacidad de fusión y permite disminuir los costos unitarios. También reduce el costo directo –dijo– desde los actuales 40 centavos de dólar/lb hasta 26 c/lb, y baja el costo de mano de obra por concentrado tratado desde 14 c/lb hasta menos de 10 c/lb.

Metalurgia y China

En línea con la modernización de la industria metalúrgica del cobre, otro tópico abordado en la jornada fue el estado de transferencia tecnológica y los acuerdos en esta materia entre China y Chile. Al respecto, el director de Procesos Fure de Codelco, Leonel Contreras, hizo notar que el gigante asiático es un país emergente con avances tecnológicos explosivos en numerosas industrias y “quiere trabajar en colaboración con Chile”, enfatizando que “está impulsando desarrollos en minería de baja ley”.

Destacó el proceso impulsado por China a partir de 2006 para establecer las condiciones de entrada en operación de sus fundiciones de cobre, entre las cuales resaltó el uso de tecnologías eficientes como Flash, ISA/AUS, Noranda, Baiying y Bottom Blowing, además de la eliminación de altos hornos, hornos de reverbero, hornos eléctricos y el uso obligatorio de equipos para abatimiento de polvos y azufre, así como la utilización de equipos para recuperación de calor.

El ejecutivo planteó que a nivel de gobierno “debemos seguir el ejemplo de China, donde es el Estado el que define los objetivos y metas, y además apoya el proceso con recursos”. En esa línea, postuló que los tomadores de decisiones de nuestro país deben conocer el proceso completo que realizó el gigante asiático, “adaptarlo y adoptarlo, es decir, no debemos partir de cero”.