Revista Minería Chilena Nº446

agosto de 2018

La estrategia de Perú para estimular su sector minero

Modificaciones al Ministerio de Energía y Minas son parte de las medidas que el vecino país está ejecutando en pos de promover esta actividad. Así se planteó en la conferencia Investing in LatAm Mining Cumbre.

Como otro paso más para impulsar la inversión en el sector minero de Perú, se está trabajando en reformular el Ministerio de Energía y Minas. El objetivo es crear una dirección de promoción minera y un área dedicada a reducir los tiempos de los permisos para proyectos nuevos de exploración y explotación.

Así lo explicó el viceministro de Minas del vecino país, Miguel Incháustegui, en el marco de su presentación en el seminario Investing in LatAm Mining Cumbre, organizado por Euromoney, que se realizó en Santiago. “Lo que buscamos -dijo- es innovación en el sector y tener una unidad que se preocupe de destrabar las demoras que tienen los proyectos más prioritarios. Estamos trabajando en el tema de la normatividad y en mejorar los plazos para obtener los permisos de exploración y de estudio de impacto ambiental para poder operar.”

Agregó que para promover iniciativas de mejoras en la competitividad e innovación, están proponiendo la creación de un Centro de Promoción de Buenas Prácticas en el sector de minería y en el de energía.

Desafío en exploración

 

Durante su exposición, Incháustegui destacó que el foco que tiene la minería en Perú es que sea sostenible. “Quiero resaltar que estamos haciendo un esfuerzo por promover la exploración en Perú, hemos llegado al 7% (en 2017) de la inversión -a nivel mundial- en exploración y nuestra aspiración es llegar al 8%”, sostuvo.

Asimismo, indicó que su país tiene una vasta geología por explorar. “Varios geólogos en el mundo y en Perú mencionan que estamos recién explorando la primera capa y que faltan muchas por examinar. El 14% del territorio está concesionado y sin embargo solamente el 1,3% se está trabajando, el 0,3% está en exploración y el 1% en explotación. Hay mucho potencial por descubrir”, afirmó.

Junto con Perú, otros países latinoamericanos, como Ecuador, Argentina y Chile, expusieron en la conferencia acerca de cómo se está desarrollando la minería en cada uno de ellos, con sus respectivos avances y desafíos.

Ecuador

 

Henry Troya, viceministro de Minería de Ecuador, manifestó en su intervención que “el Gobierno comprendió la importancia de entregar incentivos a la exploración minera”, definiéndose por ejemplo, el otorgamiento anual del 1,25% del territorio ecuatoriano para la realización de labores exploratorias.

Henry Troya, viceministro de Minería de Ecuador

Henry Troya, viceministro de Minería de Ecuador

 

Asimismo, dijo que se contrató una asesoría externa para evaluar el proceso de otorgamiento de concesiones y la normativa respectiva. A ello se suma el hecho de que recientemente se publicó un acuerdo ministerial que regula la perforación de sondeos de prueba o reconocimiento, que posibilita que se puedan desarrollar 40 plataformas por concesión, con un trámite administrativo de entrega inmediata.

“Ecuador está apostando a ser un país minero”, enfatizó Troya.

En tanto, Santiago Yépez, presidente de la Cámara de Minería de ese país, resaltó que “Ecuador se está abriendo a la inversión extranjera y nacional”, haciendo hincapié en que una de sus principales ventajas es que es un país prácticamente inexplorado.

Litio en Argentina

 

En el encuentro también se resaltó el avance que ha tenido la labor exploratoria en Argentina, especialmente en litio. Ignacio Celorrio, miembro de la comisión directiva de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (Caem) y vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industria Argentino Australiana (Auscham), detalló que la situación política de Bolivia junto a la normativa que rige en Chile para el litio, impulsó a las empresas a invertir en exploración en su territorio (los tres países conforman el llamado Triángulo del Litio, por la presencia del mineral en sus salares).

En referencia a las perspectivas para este producto, Daniela Desormeaux, gerenta general de SignumBOX comentó que el llamado “oro blanco” se ha visto impulsado por el desarrollo tecnológico, como las baterías de ion litio y la electrificación del transporte. Destacó que el 48% de la demanda por litio corresponde a baterías, que principalmente están destinadas a vehículos.

Además, estimó que la demanda por este producto crecería en una cifra cercana al 15% anual, en una proyección conservadora, agregando que en el corto y mediano plazo no se visualiza un desplome en el precio del mineral. Esto se debería a que, si bien hay numerosos proyectos en desarrollo, su entrada en producción tomará tiempo, sumado a las exigencias técnicas que la industria de baterías impone a sus proveedores. “El litio no es un commodity”, aseveró.

Escenario en Chile

 

En cuanto al escenario en Chile, Mauricio Álvarez, country manager de Goldcorp -que impulsa con Teck el proyecto NuevaUnión- afirmó que si los sectores privado y público suman esfuerzos, tanto en la optimización de recursos como en la simplificación de las normas, respectivamente, el país sería aún más competitivo.

“Sabemos que hay una necesidad de planificación territorial, en donde no podemos llenar el norte de nuestro país con infraestructura multiplicada por todos los proyectos mineros que se quieren realizar y tiene sentido compartirlos, incluso si no somos socios”, sostuvo el ejecutivo.

Panel Chile en Mining Cumbre

En el encuentro, ejecutivos de compañías mineras y autoridades abordaron los desafíos en Chile.

 

Manifestó que la ventaja de unificar dos proyectos -como es el caso de NuevaUnión, que combina las anteriores iniciativas de Relincho y El Morro- no sólo es económica, sino también social. “Hay infraestructura que puede ser compartida, como plantas desaladoras, líneas eléctricas, los depósitos de relaves, el agua. Optimizando el uso de los recursos, vamos reduciendo el gasto del capital y disminuyendo el impacto en nuestro territorio”, aseveró.

Además, dijo que si a ese esfuerzo, que es privado, se le suma el impulso público de simplificar los procesos de evaluación ambiental y reducir el número y tiempo de tramitación de los permisos sectoriales, “Chile va a ser aún más competitivo en el rubro de la minería”.

Sergio Hernández, vicepresidente ejecutivo de Cochilco, ahondó en los desafíos que enfrenta la industria minera, señalando la importancia que tienen las normas ambientales en su desarrollo, así como la incorporación de tecnologías.

También puso foco en la necesidad de destrabar los obstáculos burocráticos en los permisos para llevar a cabo proyectos de inversión, dar estabilidad política y jurídica a los inversionistas, y la relación con las comunidades vecinas a los yacimientos.

Frente a este último tema, María Cristina Betancour, gerenta de Desarrollo de Sonami, destacó la importancia que tiene el relacionamiento temprano con estos actores: “No sólo debe ser desde el punto de vista económico, sino del todo; que las comunidades se sientan parte del proyecto”.