John Deere: “Chile es un mercado muy atractivo”

La empresa estadounidense está posicionándose dentro de Latinoamérica y mira a este mercado con buenos ojos, debido a su importancia en el segmento de recursos naturales.

Desde Illinois y Iowa, Estados Unidos.

John Deere, una de las compañías estadounidenses con más tradición y trayectoria en el rubro de equipos y maquinarias, invitó a MINERÍA CHILENA a conocer sus instalaciones y sus unidades especializadas en los alrededores de Chicago, Estados Unidos, para las industrias en las que está presente.

Y si bien hasta ahora su participación en el sector minero es menor, si se la compara con otros rubros productivos como construcción, agricultura y forestal, la compañía mostró que posee la inversión en infraestructura suficiente como para hacer crecer su negocio en este nicho.

Durante la visita tuvimos la oportunidad de asistir a demostraciones de sus equipos –y operarlos personalmente–, utilizar sus simuladores, conocer su museo, su fábrica y oficinas. La fábrica John Deere Dubuque Works se abrió en 1947. Tiene una longitud de 1,6 km en un terreno de casi 600 hectáreas, localizado 4,8 km al norte de Dubuque (Iowa). Hoy en día se fabrican en sus instalaciones camiones volquete articulados, cargadores con tracción en las cuatro ruedas, motoniveladoras, arrastradores de troncos y cabinas.

Perspectivas para la región

Según Dominic Ruccolo, vicepresidente mundial de Ventas y Marketing de la División Construcción y Forestal de John Deere, el año pasado tuvieron ventas aproximadas por US$38.000 millones. En tanto, en el área de construcción y forestal las ventas fueron de US$6.500 millones. “Si uno se fija, en el curso de unas pocas décadas más seremos (en el mundo) unos 9.000 millones de personas, e inevitablemente este crecimiento requiere de dos cosas: mayor producción de alimentos y construir una infraestructura más robusta”, sostuvo, adelantando las favorables perspectivas que este escenario puede traer.

En este sentido, comentó que “mirando ambos frentes en los mercados latinoamericanos, nos encontramos que son muy potentes en recursos naturales y fundamentales para el desarrollo. De hecho, esta región es importante en sectores como la minería, petróleo, gas y forestal; por tanto, Latinoamérica es uno de los mercados más importantes del mundo para nosotros”.

Sin embargo, los nuevos equipos producidos por John Deere, en particular los que vienen equipados con motores Tier 4, tienen problemas para incorporarse a su oferta destinada a esta región, según explican, debido a que en general este mercado no posee las elevadas regulaciones para vehículos fuera de carretera que sí rigen en el Hemisferio Norte.

“El tiempo dirá en qué momento podrán entrar a Latinoamérica nuestros nuevos productos. Entendemos que si llevamos muchos de estos equipos al mercado latinoamericano sufrirían problemas, debido a los niveles de azufre que posee el combustible en esta región y que harían que el motor con norma Tier 4 no funcione correctamente”, advirtió Dominic Ruccolo.

Ante lo anterior, indicó que “por ello funcionamos con el concepto de adaptabilidad para nuestros desarrollos, disponiendo de kits para retirar dicha tecnología de los motores”.

Por ahora la mayor presencia de la empresa en Latinoamérica está en Brasil, donde en 2013 instaló dos fábricas “de clase mundial”, en las que principalmente produce equipos para la construcción. Una es 100% propia y en la otra participa en conjunto con Hitachi. “También en China tenemos una nueva fábrica donde se producen excavadoras y neumáticos que luego son enviados a Latinoamérica”, señaló Michael Mack, presidente mundial de Construcción y Forestal de John Deere.

Minería en Chile

Consultado sobre la industria minera en Chile, Mack sostuvo que “es un mercado muy atractivo, sobre todo por la potencia que tiene el rubro del cobre. Hemos estado presentes en Latinoamérica por mucho tiempo y creemos que tenemos grandes oportunidades para seguir creciendo allí”.

Al respecto, Ruccolo precisó que “en Chile estamos vendiendo maquinaria y aplicaciones para la minería desde hace tiempo. También estamos trabajando con Hitachi en ventas, marketing y soporte técnico en equipos de minería, y hemos tenido una muy buena experiencia”.

José Víctor Amenábar, sub gerente de Ventas Maquinaria Construcción de Salfa –representantes de John Deere en el país–, comentó que en Chile se ocupan los cargadores 844K (con potencia neta nominal de 283 KW) y 744K (con potencia neta nominal de 267 KW), que normalmente los emplean contratistas en el carguío de camiones. “El 844K viene equipado 100% para uso minero, lo traemos con balde roquero y neumáticos L5”, puntualizó.

También existen para minería los camiones articulados 400D y 300D. Estos últimos poseen una potencia de 212 KW (285 HP), peso de trabajo vacío de 19.541 kg (42.990 lb), peso de trabajo cargado de 46.900 kg (103.180 lb), capacidad colmada de 16,6m³ (21,7yd³) y carga útil nominal de 27.326 kg (60.190 lb).

Además, recientemente se están posicionando las primeras unidades del camión John Deere 460E, que cuenta con un marco de gran resistencia y una estructura de volcado de acero de alta aleación; transmisión fabricada especialmente con ocho marchas hacia adelante y cuatro marchas atrás; ejes resistentes fabricados por John Deere con frenos de disco húmedo; suspensión adaptativa estándar; tracción total continua a las seis ruedas y potencia del motor de 359 kW (481 caballos de fuerza) a 1.900 rpm.

También disponen en Chile de una amplia gama de motoniveladoras que se utilizan en la minería, principalmente el modelo John Deere 872G, con vidrio polarizado desde el piso hasta el techo, una consola angosta delantera y apoyabrazos ergonómicos, motor que cumple con la norma Tier 2 de la EPA/Etapa II de la UE, controles de apoyabrazos opcionales Grade Pro (GP) y potencia neta de 160 a 205 kW (214 a 275 HP).

El otro modelo de motoniveladoras es el 772G, con tracción en las seis ruedas, utilizadas generalmente en pilas de lixiviación para dar vuelta el material. Posee motor diésel de bajo consumo PowerTech de nueve litros, banco de filtro de fácil acceso y enfriadores de apertura hacia fuera, simples de limpiar. El motor cumple con la norma Tier 2 y tiene una potencia neta de 145 a 183 kW (194 a 245 HP).

También cuentan con los bulldozer 850J, utilizados en las pilas de lixiviación para mover materiales. Están equipados con tren de fuerza hidrostático completo; tren de rodaje Deere Dura-Trax para trabajo pesado; con configuraciones del tren de rodaje estándar, LT, WT, WLT, y LGP.