“Los servicios geológicos de exploración son el inicio de la cadena de valor de todo negocio minero y lo seguirán siendo en el futuro”, afirma Roberto Fréraut, gerente de Exploraciones de Codelco, para quien, dado que la gran mayoría de los yacimientos cercanos a la superficie han sido descubiertos, la tarea de los exploradores se ha vuelto cada vez más compleja y requerirá de nuevos modelos empíricos y tecnologías de apoyo para la prospección.

Como consecuencia, hace ver que la exploración de nuevos recursos geológicos generará oportunidades de desarrollo del negocio y su prolongación en el tiempo.

Una apreciación que comparte Eleazar Quiñimil, ingeniero del I+D de Geocom: “Hoy existe una idea, que no es del todo cierta, de que nuestro país cuenta con una ‘geología madura’, en la cual los yacimientos minerales más grandes y de mayor acceso ya han sido descubiertos, pero Chile aún tiene potencial geológico”.

Ahora bien, el hecho de que los yacimientos estén más ocultos, “hace necesario que la geología busque nuevas formas y aplique nuevas tecnologías durante la exploración, que permitan evaluar de mejor manera el potencial de dichos terrenos”, indica Ronald Turner, gerente de Recursos Minerales para Latinoamérica de Golder Associates, puntualizando que es común ver que proyectos sean reevaluados por compañías aplicando nuevas soluciones. Una situación que se hace aún más patente en el caso de prospectos que habían sido descartados por sus bajas leyes, donde ahora la geología cumple un rol fundamental orientándose a optimizar el proceso productivo.

Requerimientos y tendencias

Dado que ha aumentado la complejidad del trabajo de exploración y que las condiciones actuales hacen que esta actividad eleve sus costos, las mineras están demandando servicios geológicos con un alto nivel de precisión y fiabilidad, de manera de aumentar la eficiencia de sus procesos, optimizar los tiempos involucrados y alcanzar resultados cada vez más exactos.

“Por esto, la tecnología es un gran aliado”, afirma Eleazar Quiñimil, acotando que los departamentos de ingeniería de las compañías necesitan información que les permita planificar sus procesos de producción y manejo de recursos.

A juicio de Roberto Fréraut, las innovaciones deben apuntar a acompañar en terreno a los geólogos con instrumentos analíticos de alta resolución y portables, para orientar en tiempo real las prospecciones. “Por ejemplo –precisa– es deseable la utilización de drones para transportar instrumentos de medición indirecta, que identifiquen ciertas características orientadoras de áreas mineralizadas”.

Agrega que las nuevas tecnologías deben permitir acceder a lugares más profundos bajo la superficie, discriminar en forma remota entre rocas comunes y con evidencias de mineralización, y gestionar inteligentemente la gran cantidad de data que se ha ido generando, para crear patrones de búsqueda cada vez más certeros.

El gerente de Exploraciones de Codelco comenta que para estimular la investigación relacionada con este punto, en mayo de 2017 Codelco Tech convocó al “Desafío Exploración”, para que investigadores, académicos, emprendedores, estudiantes y empresas localicen y describan áreas con potencial de exploración, sobre la base de datos obtenidos mediante estudios geológicos y geofísicos.

Experiencias

De acuerdo con Fréraut, actualmente las técnicas más utilizadas para la captura de data incluyen los métodos de análisis de información satelital; el mapeo geológico y estructural en terreno; los análisis de geoquímica de rocas, sedimentos y de escorrentías superficiales; la geofísica o métodos indirectos de medición de anomalías de rocas, y sondajes que permiten tomar muestras de roca bajo la superficie.

En el caso de Golder, con el objetivo de agregar  valor al negocio minero, sus clientes les han estado requiriendo trabajos relacionados con auditorías y certificación de recursos minerales, así como el  uso  de nuevas metodologías geoestadísticas, tales como modelos de bloques de variables geotécnicas estimadas con métodos interpolación kriging, explica Ronald Turner.

Añade que han notado una especial necesidad en la caracterización geológica de terrenos para desarrollar trabajos de obras civiles y temas asociados con riesgos geológicos u de otro tipo, que tienen relación con tendidos eléctricos, mineroductos, etc, para proyectos en desarrollo.

Respecto de la tecnología para medición precisa del terreno, en Geocom destacan que existe innovación tanto en instrumentación como en desarrollo de sistemas para el mapeo geológico y de estructuras, posicionamiento de sondajes, levantamiento y generación de superficies 2D y 3D de grandes áreas de terreno.

Según Eleazar Quiñimil, la gran tendencia detrás de las más recientes innovaciones en este ámbito es la “minería inteligente”, la cual permite, a través de instrumentos y software especializados, optimizar y organizar mejor la operación minera.

“La automatización es un gran ejemplo de esto –dice en este punto Renato Guerrero, subgerente de Soporte y Atención al Cliente de Maptek–. Hoy en día casi todos nuestros clientes solicitan y requieren de procesos automatizados que disminuyan la interacción con el usuario, pero que dependan completamente de éste. Además, cada vez es más requerido el uso de soluciones inteligentes en procesos de auditabilidad, con el fin de corregir desviaciones y ayudar en la toma de decisiones”.

En cuanto a las nuevas técnicas que se están empleando, menciona el modelamiento implícito, que permite realizar modelos geológicos por medio de la interpolación de puntos, de manera única y fácil de reproducir. Hace referencia al 3DGS, “aplicación que posibilita al geólogo modelar y esculpir con sus propias manos el modelo geológico, brindando al profesional control total sobre la forma del yacimiento que se explotará”.

Foto 3 Inf Tec Geología (Maptek)

Desafíos que vienen

Consultados por los desafíos para la disciplina, de cara a la próxima década, los especialistas coinciden en la necesidad de seguir desarrollando e implementando tecnologías.

Específicamente, Quiñimil señala que la minería debe enfocarse en ser más productiva, eficiente y segura, automatizando procesos operacionales, lo cual implica contar con menos profesionales en terreno, pero más capacitados. Y en un contexto de mayor globalización, considera importante mejorar el estándar de trabajo en proyectos complejos que muchas veces se realizan junto a otros equipos en el extranjero, lo que exigirá utilizar formatos compatibles para plataformas de software de ingeniería escalables e interoperables, de modo que la información se encuentre siempre disponible y actualizada, minimizando errores y costos.

En opinión de Roberto Fréraut, el gran desafío es que las inversiones en servicios geológicos sean sostenidas en el tiempo e independientes del ciclo de precios de los metales, de forma de mantener los esfuerzos exploratorios sin afectar el proceso de descubrimiento y la generación de activos intangibles de conocimiento.

Aplicaciones de los servicios geológicos

Ronald Turner, gerente de Recursos Minerales para Latinoamérica de Golder, denota que los estudios geológicos están presentes en toda la evolución de un proyecto minero hacia su producción, principalmente en tres etapas: exploración, desarrollo y operación.

En la etapa de exploración, dice, la geología es la principal herramienta para la búsqueda de un yacimiento, a través de levantamientos geológicos, campañas de perforación, geofísica, etc. para evaluar el potencial de un área y orientar los trabajos exploratorios.

Durante el desarrollo de un proyecto, añade, la geología busca establecer con mayor detalle el potencial de llevarlo a una fase de ejecución. Aporta en la definición de certidumbre mediante la construcción de modelos de recursos, establecer parámetros que permitan explicar controles sobre factores geometalúrgicos, entre otros.

En la fase de ejecución, la disciplina permite controlar y optimizar el desarrollo de una operación, a través de una adecuada caracterización geológica, posibilitando tomar las mejores decisiones, indica Turner.