Las bombas y válvulas juegan un rol clave en los procesos productivos de rubros como el de la extracción de petróleo o de minerales. Por eso es tan relevante para estas industrias contar con soluciones que resulten confiables y eficientes, y que garanticen la continuidad de las operaciones.

Alto dinamismo ha mostrado este mercado en los últimos años, periodo en el que los proveedores han buscado -a través del desarrollo de nuevas tecnologías y la innovación- ofrecer productos con mejores resultados en materia de consumo de energía, capacidad de impulsión y menores tiempos de mantención.

 Claves en la línea de producción

“Las bombas y las válvulas son equipos claves en la línea de producción”, afirma Silvia Sales, jefa de Marketing de Weir Minerals Vulco. “Las bombas inyectan energía al flujo de la manera más eficiente y adecuada, según las características de éste. Las válvulas complementan el diagrama productivo con el ingreso y salida de equipos, ya sea por variabilidad requerida de producción, como por mantenimiento periódico”, explica.

Agrega que ambos equipos deben, estrictamente, estar diseñados para el mejor desempeño de acuerdo con las características del fluido, de manera que el proceso productivo sea de alta confiabilidad. “O mejor dicho, máxima disponibilidad de planta”, remarca.

 Sólidos y líquidos

En minería el proceso para la extracción del mineral pasa de una fase sólida a una líquida, donde se incorporan elementos para la obtención de los metales que se busca recuperar. “Las bombas y válvulas juegan un papel importante en el traslado de la pulpa o concentrado en las diferentes fases con que cuenta cada proceso”, advierte Andrés Colomer, gerente general de Jacol.

Por eso -dice- se requieren equipos de bombeo que sean capaces de movilizar este material en mezcla sólido y líquido, con mayor rango de impulsión, con menor porcentaje de agua y menor desgaste de sus piezas.

Jimmy Leiva, encargado de Marketing de Technosteel, coincide en la relevancia de “contar con soluciones de bombas de producción con mayor capacidad de manejo en la cantidad de sólidos”. Y que, además, puedan operar en condiciones adversas, como son las que caracterizan, por ejemplo, a las faenas mineras en Chile.

Leiva comenta que, en el caso de Technosteel, la compañía ofrece soluciones que han sido desarrolladas y aplicadas con éxito en rubros como la extracción de petróleo y la minería.

Innovación

En materia de innovación, menciona los avances que su firma ha logrado en cuanto a monitoreo de equipos y modificaciones de parámetros en tiempo real de forma remota; nuevo desarrollo de motores con la tecnología de Imanes Permanentes PMM, que entregan mejor eficiencia y ahorro de energía; y rediseño de bombas para lograr mejores resultados en materia de rendimiento.

Por su parte, Colomer asevera que Jacol está ofreciendo desde hace un año una nueva bomba horizontal de alta eficiencia para pulpa. “Este nuevo desarrollo logra reducir el desgaste de piezas, que no se utilicen sellos mecánicos y, por ende, el no uso de agua para el sello”, añade.

La nueva bomba Curve, de procedencia sudafricana, “al ser más eficiente no sólo logra consumir menos repuestos. También requiere menos potencia, lo que genera un ahorro de energía”, precisa.

Resalta que en algunos casos de éxito se ha logrado reducir el tamaño de la bomba, y en otros la eliminación de uno de los equipos, cuando originalmente se debían utilizar dos para la misma operación.

Conocimiento del cliente

Silvia Sales afirma que “el conocimiento de Weir Minerals Vulco sobre los procesos productivos nos ha permitido focalizarnos en desarrollos tecnológicos y aumentar la producción con menores costos de operación”.

Y agrega que entre las principales innovaciones que ha emprendido la compañía figuran las bombas centrífugas con eficiencia ajustable y materiales de alto rendimiento; la detección de desgaste en mangas de válvulas y spools revestidos; los sistemas de control en válvulas adecuados para ambientes sucios, típicos de plantas mineras; y el diseño de válvulas ‘Cero filtración’, “que constituye la última tecnología disponible en el mercado”, añade la ejecutiva.

Perspectivas

En cuanto a las perspectivas para 2019, las empresas coinciden en que éstas se observan favorables, aunque todavía muchos proyectos siguen supeditados al valor de los metales, al atractivo de inversión del país y al impacto de las variables medioambientales.

“Estamos viviendo un cambio tecnológico importante, lo que favorece la utilización de minerales metálicos y no metálicos, en los que Chile cuenta con la capacidad y la experiencia para su extracción”, concluye Andrés Colomer.