Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Mayne-Nicholls, Los Pelambres: “Nuestro cuello de botella es la molienda”

El gerente general de la minera destaca el desafío que representa la mayor dureza del mineral y, por ende, la relevancia del Proyecto de Infraestructura Complementaria para mantener a futuro niveles de producción en torno a 400.000 ton anuales.

Minera Los Pelambres es la principal operación de Antofagasta Minerals en términos de producción. El año pasado registró del orden de 365.000 ton de cobre, un 7% menos que en 2014, dando cuenta del impacto que está empezando a tener la mayor dureza del mineral extraído del rajo

Es por esto que uno de los principales desafíos que tiene por delante la compañía es concretar su Proyecto de Infraestructura Complementaria, el cual recientemente inició el proceso para obtener los permisos ambientales, al tiempo que avanza en sus estudios de factibilidad.

Con una inversión estimada de US$1.100 millones, la iniciativa considera el reforzamiento del sistema de molienda con la incorporación de dos nuevos molinos en planta Chacay, con el objetivo de asegurar que la faena se mantenga estable en torno a 400.000 toneladas de cobre fino por año. Esperan que su construcción esté lista entre 2020 – 2021, pero eso va a depender de los permisos, precisa Robert Mayne-Nicholls, gerente general de Los Pelambres.

“Esto es tremendamente relevante porque, en la medida que el mineral se va poniendo más duro, vamos perdiendo capacidad productiva. De esta forma, vamos a recuperar los niveles de producción que tenía Pelambres”, explica el ejecutivo, quien conversó sobre éste y otros temas con MINERÍA CHILENA.

¿Cómo han visto este año para la operación de Minera Los Pelambres?

Es un año tremendamente desafiante. Bajó mucho el precio del cobre, está en niveles a los cuales no nos tenía acostumbrados; quizá en el pasado sí, pero en este momento ya no. Eso nos ha obligado a enfrentar esta situación con mucha austeridad, con mucho repensar lo que estamos haciendo.

En este escenario, ¿cuánto proyectan producir?

Respecto de la producción, la vemos con niveles similares a los del año pasado. Estamos trabajando y vamos en esa línea.

¿Qué medidas de ajuste han estado implementando?

En primer lugar, maximizar las capacidades productivas de cada una de las áreas del negocio, y eso nos ha dado buen resultado; sacarle el máximo provecho a nuestros equipos. También eliminar algunas cosas que no debiésemos haber hecho e ir optimizando nuestros procesos, fundamentalmente.

Por ejemplo, ¿qué cosas no debieron haber hecho?

Creo que tuvimos algunas fallas de equipos principales que si hubiéramos mantenido de manera distinta, si hubiésemos tenido una visión diferente en términos de mantención, nos habrían dado buenos resultados.

Por otro lado, ha ido aumentando el porcentaje de mineral duro con el cual estamos alimentando a planta y eso nos ha obligado a tener un mejor proceso completo, lo que en minería llamamos el mine to mill, de manera de asegurar facilitarle la vida a la molienda. Hoy día nuestro cuello de botella es la molienda, entonces, quizá si eso lo hubiésemos empezado antes, podríamos estar en un mejor pie.

En materia de costos, ¿en cuánto están actualmente y cuál es la meta?

Estamos dentro de nuestra meta, que es del orden de US$1,20 por libra en costo C1 (en 2015 fue US$1,23 por libra). Hemos tenido una mejora bastante grande.

¿El actual escenario del cobre ha implicado revisar el plan minero de la compañía e ir, por ejemplo, a zonas de mejor ley?

No, nuestro plan minero siempre contempla las mejores zonas con leyes que tengamos en el momento. Estamos tratando de alimentar (a la concentradora) siempre con lo mejor, eso es la optimización del caso base que continuamente estamos haciendo.

Proyecto de Infraestructura Complementaria

Con respecto a esta condición de que estén yendo cada vez a mineral de mayor dureza en el rajo, ¿cuándo estiman que esto ya les empezará a generar serias dificultades para su meta de producir en torno a los 400.000 ton anuales de cobre?

Bueno, ya nos ha afectado: el año pasado produjimos 365.000 ton de cobre. Entonces, presentamos el Proyecto de Infraestructura Complementaria para ir recuperándonos y esperamos mantenernos en ese nivel (logrado en 2015) hasta que lo concretemos.

El proyecto consiste en un molino SAG y un molino de bolas, y seis celdas de flotación rougher, fundamentalmente, de manera de poder mantener niveles de tratamiento del orden de 190.000 ton por día.

¿En cuánto se traduciría en términos de mantención y eventualmente mayor producción?

Nos mantendría dentro de las 400.000 ton anuales de cobre, no las pasaríamos; quizá en algunos años puntuales en función de la ley. Pero estaríamos recuperando entre 40.000 y 60.000 ton de cobre fino por año. De no concretarse, implica que nos podríamos ir a niveles de 330.000 – 350.000 ton por año.

El proyecto mantiene la actual capacidad del tranque El Mauro.

No contempla crecimiento del tranque El Mauro.

¿Tienen otros proyectos en los cuales estén trabajando?

Tenemos proyectos para más adelante, pero todavía están recién en etapa de idea, así que sería prematuro ponerme a comentar de ello por el momento.

 

Acuerdo con comunidad de Caimanes

El 81% de los habitantes de Caimanes y del resto de las comunidades del valle del Pupío suscribió un acuerdo para poner fin al conflicto que sostenían hace más de un década con Minera Los Pelambres a raíz de la construcción del tranque El Mauro. El entendimiento aborda temas relacionados con planes de obras y medidas en materia de agua y seguridad, e incorpora también la creación de un fondo de desarrollo comunitario y otro de desarrollo familiar, para financiar iniciativas en temas como vivienda, salud, educación o emprendimientos. Estos fondos se materializarán cuando concluyan los juicios pendientes entre la comunidad y MLP.

Tranque El Mauro.

Tranque El Mauro.

Robert Mayne-Nicholls, gerente general de Los Pelambres, destaca la “generosidad que tuvo la gente de Caimanes para darnos esta oportunidad de ir ayudando a recuperar las confianzas y llegar a este acuerdo. Estamos muy contentos, pero tenemos que esperar los fallos de la justicia”, precisa, en referencia a los litigios sobre Obra Ruinosa y Obra Nueva que enfrenta la minera por el tranque El Mauro.

El acuerdo –firmado a mediados de mayo– se construyó de manera participativa luego de doce reuniones, asambleas y foros abiertos realizados en Caimanes, desde septiembre de 2015.

 

Botadero en San Juan

Con respecto al estado del juicio civil que Glencore mantiene con Minera Los Pelambres en la vecina provincia argentina de San Juan, por el botadero de escombros que la chilena ubicó en terrenos de El Pachón, Robert Mayne-Nicholls señala que “el proceso sigue sus caminos judiciales normales”.

No obstante, a principios de mayo la minera del Grupo Luksic alcanzó un acuerdo con las autoridades de la Provincia de San Juan, el cual, explica el ejecutivo, contempla el cierre del botadero, incluyendo algunos canales de contorno que recuperen y que impidan que las aguas que pasen por el lugar toquen las lagunas. También considera la remoción de un conjunto de neumáticos que están depositados en ese sitio.

El fiscal trasandino Guillermo de Sanctis sostuvo que en este acuerdo “constan las obligaciones de la empresa chilena para realizar labores de aislamiento ambiental absoluto y sustentable de la escombrera Cerro Amarillo”. Agregó que “este acuerdo se firmó dentro del principio ambiental precaucional, y será presentado en la causa que enfrenta a las empresas, porque San Juan está dentro del litigio judicial”.

Temas Asociados