Dice que el reciente bajón no es el primero que ha tenido la actividad geológica en minería ni será el último, pero para la presidenta del Colegio de Geólogos, Patricia Narváez, éste se ha notado más porque afectó a una gran cantidad de profesionales, particularmente por el impacto en la exploración greenfield. Y aunque advierte el inicio de un repunte, todavía falta para hablar de una recuperación evidente, indica.

En entrevista con MINERÍA CHILENA la representante aborda los efectos de la crisis vivida, las condiciones que deben darse para atraer la inversión en este campo y las expectativas que tienen frente a una nueva edición de la Feria de Exploraciones y Minas, Fexmin, que se realizará entre el 8 y 10 de octubre de 2018.

¿Cuán duro fue el golpe que tuvo la geología con la baja en la exploración y en la actividad minera?

La jibarización de la actividad minera se concentró en el área de exploración, que es siempre la que sufre estos embates cuando las empresas deciden hacer economía, y fue muy fuerte. Nuestro sector en exploraciones debió haber tenido al menos un 40% de geólogos sin trabajo. Pero deberíamos estar acostumbrados a esta situación, porque no es la primera ni será la última.

¿Este capítulo ha sido el más fuerte en los últimos años?

Generalmente se tiende a pensar que es el más fuerte, pero en otras ocasiones proporcionalmente ha sido lo mismo. Sólo que en los últimos 25-30 años la minería ha crecido mucho, por lo que un bajón así afecta a mucha más gente y se nota más.

¿Percibe señales de recuperación?

En el sector de minería de producción, las exploraciones brownfield se mantuvieron. Fueron las greenfield las que se redujeron notablemente. Cuando hay boom de exploraciones, se nota mucho tanto a nivel de los profesionales como en todos los servicios asociados (geofísica, sondajes, etc.). Diría que se está iniciando un repunte, pero todavía poco desarrollado. Fue tanto el repliegue, que el regreso ha costado.

¿Dónde advierte un repunte inicial?

Lo percibo, por ejemplo, en que los geólogos consultores han empezado a tener mayor actividad. Sobre todo a nivel de los inversionistas nacionales –más que en los extranjeros– se muestra más confianza. Las compañías juniors no han llegado como en otras ocasiones.

Concesiones e inversión

¿Cuáles son las condiciones que Chile debe mejorar para atraer la inversión en exploración minera?

Siempre hemos mantenido un planteamiento respecto de las concesiones de exploración: el Código de Minería debería ser modificado. En Chile no existen obligaciones para mantener la concesión y, por lo tanto, hay amplias áreas del país que están cubiertas por concesiones de exploración o explotación sin que se haga algo en ellas. En otros países, también mineros, eso no ocurre. Tienen una legislación que obliga al concesionario a hacer trabajos de exploración, ya sea de geología básica, muestreos, geoquímica, geofísica, que entregue información del lugar, de manera de determinar si esa área es o no de interés.

En ese aspecto se ganó con el reglamento de Sernageomin, que exige a las empresas exploradoras entregar información geológica básica. Eso permitirá contar con información mínima que va a servir de base a los próximos inversionistas que lleguen.

Pero no basta. Hay que ponerle una condición a las concesiones, que en ellas se haga una real actividad de exploración. Se ha pensado subir el pago de patente, pero eso no va a funcionar, porque a las grandes mineras no les afecta.

¿Cuál sería el periodo razonable para que una empresa deje una concesión por no tener actividad?

La concesión de exploración en Chile dura dos años y puede ser renovada por otros dos. Cuatro años es suficiente para hacer trabajos y obtener antecedentes que permitan tomar decisiones.

Fexmin

¿Qué estructura tendrá la segunda versión de la Feria de Exploraciones y Minas, Fexmin?

Va a tener una estructura bastante similar a la anterior. Las conferencias estarán separadas por jornada, según el tema a tratar. Tenemos, por ejemplo, un día de los inversionistas y otro dedicado al explorador. Estarán los stands con información de los proyectos, mapas, muestras, fotos, testigos de sondaje, además de exposiciones breves de los proyectos.

¿Cuántos proyectos esperan que participen?

El año pasado se presentaron más de 70 proyectos, muchos de ellos con sondajes, es decir, con suficiente información para los inversionistas. Para esta edición esperamos un número parecido con gran proyección futura.

Como centro de negocios, incluye todo tipo de proyectos, metálicos y no metálicos. Estos últimos pueden tener mayor presencia. Este año esperamos que se amplié el campo hacia otros minerales como el cobalto y se expongan proyectos de países mineros vecinos.

Nuestra feria también está abierta a minas activas o inactivas, que negocian su venta o quieran conseguir un socio financista.