Un ánimo de optimismo y perspectivas positivas destaca Marko Razmilic, presidente de la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), para este 2018, ante una mejoría en los precios del cobre y una clara definición política de las nuevas autoridades, dice, dirigidas a dinamizar la inversión con impacto en los encadenamientos productivos.

El líder gremial está a la espera de la recuperación de las regiones productoras, particularmente de Antofagasta, de la mano de la innovación y la productividad, tomando en cuenta las lecciones aprendidas en el periodo anterior, que llaman a la prudencia ante las señales del mercado.

¿Cuáles son sus expectativas en torno al enfoque que tendrá la minería en el nuevo gobierno de Sebastián Piñera?

Nuestras expectativas, como gremio, son que el enfoque posea un compromiso decidido para promover la inversión, el empleo, el fortalecimiento de los pequeños y medianos proveedores de la industria y la recuperación de las regiones mineras, especialmente de Antofagasta, capital minera de Chile. En este sentido, destacamos del programa de gobierno del Presidente Sebastián Piñera, la decisión de abordar desafíos en innovación y competitividad, fortaleciendo la iniciativa público-privada. Además, resaltamos el propósito de desarrollar cambios normativos que incentiven y faciliten la incorporación de la mujer al mundo laboral minero, entre otros ítems.

¿Qué le parece la Hoja de Ruta propuesta por el equipo minero de la nueva administración?

Nos parece pertinente que la Hoja de Ruta considere una política de largo plazo definida con la participación de los sectores público, privado, académico y de la sociedad civil. Asimismo, valoramos la creación de una Oficina de Gestión de Proyectos de Inversión que busque atraer, coordinar y agilizar nuevas inversiones en el sector. En este sentido y, por ser la región más afectada por la crisis, debiéramos ser la primera en constituir la mencionada oficina, identificar los proyectos de mayor envergadura y darle el acompañamiento proactivo y de aceleración indispensable para transformar la inversión en empleo y oportunidades de negocios para la familia de encadenamientos productivos.

¿Qué opina sobre la propuesta de incrementar la proporción del Royalty Minero destinada a los proyectos de innovación regional?

Es una iniciativa muy potente y, por lo mismo, proponemos que en ella se ponga especial foco en las regiones mineras y en las capacidades de éstas y sus gobiernos regionales para definir las prioridades en innovación, inversión y reconversión regional. Las regiones mineras son los territorios donde se están extrayendo los recursos y parte importante de la riqueza que éstos generan debe ser reinvertida prioritariamente en ellos, para asegurar su desarrollo sustentable en materia productiva y social.

¿Qué esperan de la gestión de Baldo Procurika en el Ministerio de Minería?

Valoramos la designación de Baldo Procurika, ya que conoce el sector y las regiones mineras, al haber sido parlamentario durante varios años en Atacama. Hoy el desafío es volver a crecer y es importante que él encabece un esfuerzo por recuperar dinamismo en la inversión minera.

Señales de reactivación

 

¿Cómo visualiza el escenario de la industria para los próximos años, considerando que la región sigue liderando la cartera nacional de inversiones, pero también es la de mayor desempleo local?

Somos optimistas respecto del escenario para la industria. Para los próximos años se estima que el país destine US$60.500 millones para iniciativas mineras, de los cuales el 47% se invertirá en Antofagasta. Además, la región contempla 48 proyectos energéticos, desde 2017 a 2021, que se traducen en una inversión de US$24.000 millones, el 33% del total nacional.

Respecto al desempleo, las cifras han sido muy duras en el último tiempo en Antofagasta. Estamos comprometidos y trabajando para modificar este escenario cuanto antes.

¿Advierten señales concretas de reactivación? ¿Puede decirse que estamos en un punto de inflexión?

Tuvimos una señal muy favorable en los últimos meses: la aprobación del proyecto SGO de Spence, con una inversión de US$2.500 millones, que es una mega iniciativa que nos tiene particularmente motivados. De hecho, hicimos una presentación a las empresas proveedoras de la Región de Antofagasta, donde la compañía manifestó voluntad y compromiso por abrir una opción preferente a los proveedores regionales, en la medida que éstos fueran competitivos.

Sin embargo, no queremos ser demasiado optimistas en el corto plazo, debemos dar tiempo a la industria para que se vaya convenciendo de que la variación del precio es más sostenible. Desde ese punto de vista, debemos ser más prudentes.

De igual modo, no puedo dejar de mencionar el desarrollo de la energía solar, que aparece con un potencial gigante para Chile, incluso más allá de las expectativas que teníamos hace dos o tres años. Parece que efectivamente habrá un cambio estructural en la matriz energética, con una participación significativa de las energías renovables no convencionales y, en particular, la solar, que se concentra principalmente en el norte grande y especialmente en Antofagasta.

Exponor

Exponor 2019 será una de las tareas en que la AIA concentrará su trabajo este año.

 

¿En qué proyectos se focalizará la AIA este año?

Como gremio comprometido con el desarrollo sustentable, seguiremos apoyando el desarrollo comercial e integral de las empresas proveedoras y compañías socias, incentivando los encadenamientos productivos virtuosos con iniciativas como los consejos empresariales e instancias como “Empresarios en Red”, “Experiencias Transformadoras”, “Desayunos de Negocios”, junto con las asesorías técnicas que ofrece el Centro de Extensionismo Tecnológico, CET, para proveedores mineros y los beneficios que brinda el Sistema de Calificación de Empresas Proveedoras, Sicep, plataforma de información utilizada por la gran minería e industria, para sus procesos de búsqueda, selección y monitoreo de proveedores de bienes y servicios.

Asimismo, nos concentraremos en Exponor 2019, que tendrá a China como país invitado. Seguiremos promocionando en Chile y fuera del país esta feria, programada para el 27 al 30 de mayo de 2019.

En paralelo, estamos enfocados en entregar la tercera etapa del Colegio Técnico Industrial Don Bosco Calama, obras que albergarán los talleres de Mantenimiento Electromecánico, Electricidad Industrial y Explotación Minera. De igual modo, trabajaremos en nuestro Programa de Responsabilidad Social Empresarial. Y continuaremos en la senda de diversificar la matriz económica de la región, gestionando la captura de eventos de gran envergadura para promover el turismo de negocios de la zona.