Spence Growth Option (BHP); Desarrollo Los Bronces (Anglo American); Quebrada Blanca Fase 2 (Teck); Infraestructura Complementaria (Inco) de Los Pelambres (Antofagasta Minerals); Desarrollo de Infraestructura y Mejoramiento de Capacidad Productiva (Collahuasi)… Joaquín Villarino, presidente ejecutivo del Consejo Minero, menciona estos proyectos como una muestra concreta del proceso de reactivación que vive actualmente la industria.

“Las señales y proyecciones que hemos visto en los últimos meses muestran un escenario positivo, con respecto a los últimos cuatro años. No estamos en un súper ciclo, pero sí las condiciones son mucho más favorables”, resalta.

¿Qué variables están influyendo en este cambio?

Desde la perspectiva internacional, uno ve que hay una cierta estabilidad en el precio y eso evidentemente que da ánimo a los inversionistas para tomar decisiones sobre concretar grandes proyectos. Esto uno lo ve reflejado en las declaraciones y avisos que ya han dado parte importante de las mayores mineras del país. Todos los grandes jugadores están diciendo: “vamos a desarrollar nuevas inversiones”…  Son señales que recogen que el precio, especialmente del cobre, está en niveles atractivos para impulsar iniciativas de largo plazo. Las condiciones de mercado -cuando uno analiza oferta y demanda- llevan a pensar que el valor sustentable debiera estar sobre o en torno a los US$3 la libra.

¿La guerra comercial entre China y Estados Unidos sigue siendo una amenaza para la recuperación?

Es cierto que ha generado nerviosismo en el mercado, pero los analistas más finos ven que China está principalmente basando su crecimiento económico -en el mediano plazo- en su consumo interno, por lo tanto, incluso aunque exista una tensión comercial con Estados Unidos, parte importante de sus requerimientos del metal lo va a destinar a satisfacer esa necesidad interna. Por lo tanto, son señales de que la demanda va a permanecer sostenida y sólida.

El rápido avance de la electromovilidad también es un estímulo…

Hay algunos fenómenos, ocurriendo en el mundo, impulsados por cambios tecnológicos derivados por ejemplo en la electromovilidad, que significan un impacto relevante en la demanda de cobre. En esto hay medidas concretas que está tomando básicamente la industria automotriz en el mundo.

Frente interno

 

¿Cómo ve el contexto local?

Destaco el foco del Gobierno en el estímulo al crecimiento y la inversión, lo que tiene especial relevancia para la minería. El trabajo que ha hecho para incentivar la inversión ha sido ordenando la burocracia, pero sin bajar requerimientos ni estándares.

El esfuerzo del Ejecutivo en esta materia se ha visto reflejado en iniciativas como la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS), creada bajo el alero del Ministerio de Economía, y la Unidad de Desarrollo Sustentable, de la cartera de Minería.

Joaquín Villarino, Consejo Minero

“Tenemos un gran desafío: que se conozca más lo que hacemos”, afirma el presidente del Consejo Minero.

¿Y en cuanto al avance de la agenda legislativa relacionada con el sector?

Como panorama general, estamos siendo testigos de un fenómeno inusual en la política chilena, con una oposición bastante obstruccionista. Estuvimos más de siete meses sólo discutiendo la idea de legislar sobre la reforma tributaria, y ésta es la tónica general que estamos viendo en el Congreso, salvo algunas excepciones muy puntuales. El Gobierno ha puesto sobre la mesa los temas y las energías para que se lleven adelante estos proyectos; pero a la hora de promover los cambios, no se logran los acuerdos. La situación está empantanada.

Por ejemplo, en el caso de la modificación del SEIA, creo que estamos perdiendo una oportunidad de solucionar un problema que es apremiante. Si no tenemos un Sistema de Estudio de Impacto Ambiental que le dé tranquilidad a la ciudadanía, seguridad a las empresas, y que se preocupe de manera eficiente y adecuada de la conservación y cuidado del medio ambiente, no vamos a tener buenos proyectos, o no vamos a tener proyectos del todo.

Este es un tema apremiante para el desarrollo del país. No hay razón para dilatar decisiones sobre temas claves para Chile y su minería. Es necesario enviar un mensaje claro al mundo político sobre su responsabilidad.

Marcando agenda

 

Consultado sobre las prioridades del Consejo Minero, Joaquín Villarino menciona distintos campos de acción:

Conocimiento público del sector:

Tenemos un gran desafío: que se conozca más lo que hacemos. Existen muchos mitos, fake news, también personas con mala intención. Pero también reconocemos que nos ha faltado probablemente cierta capacidad para informar de manera más eficiente y oportuna, sobre nuestros procesos, nuestros impactos, las mitigaciones que hacemos; dar a conocer nuestros aportes en distintas áreas.

Esto es importante por diversos motivos: 1) para que las políticas públicas que afecten a la industria se basen en información real, y no  en lo que se cree o piensa que ocurre, 2) para que la ciudadanía tenga una opinión informada, 3) para que exista conciencia de lo importante que es el desarrollo de una minería sostenible, para el crecimiento del país.

Exigencias ambientales:

La preocupación sobre el medio ambiente dentro del sector minero tiene décadas. Sin embargo, la conciencia en la ciudadanía por el cuidado del medio ambiente ha venido creciendo; y por lo tanto ya no sólo es necesario informar, también hay que demostrarlo en la práctica.

En este tema también hay una especial preocupación respecto de que las regulaciones que se apliquen, tengan base científica, que estén fundamentadas en datos reales.

Mujer en la Mineria

Para Joaquín Villarino la incorporación de la mujer a la industria no es un guiño a lo ‘políticamente correcto’; casi todas las grandes compañías mineras tienen políticas para fomentar su presencia, subraya.

 

Inclusión de la mujer:

“La incorporación de la mujer a la industria no es un guiño a lo ‘políticamente correcto’; casi todas las grandes compañías mineras tienen políticas para fomentar su presencia. Hoy existe una participación femenina en el sector que está por debajo del 10%-15%. Varios de los cambios tecnológicos que se avecinan (en la minería) van a significar nuevas competencias profesionales, y ésa es una gran oportunidad para que se incorporen más mujeres”.

Innovación y tecnología:

“Estas transformaciones nos tienen que alcanzar con la preparación y adecuación necesarias, especialmente en el ámbito de laboral. Necesitamos abordar integralmente los cambios, teniendo en cuenta las nuevas habilidades y competencias que influirán en la productividad del sector”.

Gestión de relaves:

“Estamos trabajando mucho en este tema, porque sabemos que a raíz de los accidentes ocurridos en Brasil con algunos tranques, existe una cierta preocupación a nivel internacional. Chile tiene otros estándares; su condición sísmica ha obligado desde los orígenes a construir sus relaves con técnicas distintas a las de Brasil, pero entendemos que exista preocupación entre las comunidades aledañas. Es importante trabajar para transparentar cuáles son los protocolos de seguridad, las medidas de construcción de estas instalaciones, para dar tranquilidad.