“El mejor precio del cobre y las perspectivas más optimistas de cara a los próximos años, se han traducido en un cambio de foco hacia un crecimiento de la producción, pero sin descuidar los costos y eficiencia de la operación, especialmente en los contratos de servicio”, comenta Darko Louit, gerente general de Komatsu Cummins Chile, al referirse al escenario actual de la industria. Por ello, sostiene que el énfasis de la compañía ha estado en asegurar la continuidad operacional con flotas más confiables, “además de optimizar los servicios en cuanto al uso más eficiente de los recursos, para mantener los costos en niveles razonables.”.

En este contexto, estima que la demanda de las empresas mineras en el corto y mediano plazo se centrará en renovaciones de flotas y en incrementos marginales de ellas en operaciones brownfield. En el caso del desarrollo de proyectos greenfield, dice que se prevé un crecimiento de la inversión para inicios de la próxima década.

Al respecto, califica como positivas las perspectivas para Latinoamérica. “Me refiero específicamente a México, Colombia, Perú y Chile, donde hemos apreciado mayor dinamismo. Sin embargo, no proyectamos un crecimiento explosivo de la demanda de equipos mineros en el corto plazo”, sostiene.

En cuanto a los pasos que ha dado Komatsu para ofrecer un mejor servicio y soluciones, Darko Louit señala que como grupo “hemos realizado importantes inversiones en infraestructura de oficinas, sucursales, centros de capacitación y talleres de remanufactura de motores y componentes, ampliando y mejorando nuestras capacidades para los próximos años”.

Cabe recordar, también, que en abril de 2017 se concretó la adquisición de Joy Global (hoy Komatsu Mining Corporation). Esta transacción -valorada en aproximadamente US$3.700 millones- busca fortalecer la oferta de equipos mineros del fabricante japonés, para operaciones subterráneas y en superficie.

Como una de sus implicancias, Komatsu Cummins Chile ha desarrollado un programa de integración, para contar con una operación conjunta a partir de este año. El ejecutivo subraya que este proceso ampliará las posibilidades de apoyar al sector minero a través de soluciones más competitivas.

La compañía ha invertido en infraestructura para la remanufacturación de equipos, componentes y piezas.

Interés en innovar

Komatsu también ha puesto énfasis en los servicios de remanufacturación de equipos, componentes y piezas, a partir del desarrollo de la minería en Latinoamérica y, en particular, de las necesidades de sus clientes que pertenecen al sector.

Como parte de su respuesta a esta realidad, la compañía inauguró en noviembre pasado un nuevo centro especializado de 46.000 m2, ubicado en la zona de Lo Boza, comuna de Pudahuel (Región Metropolitana).

“Como grupo Komatsu Cummins, en los años recientes hemos realizado importantes inversiones en infraestructura, que han estado en el rango de US$80 a US$100 millones anuales. En 2018 continuaremos ejecutando nuestro master plan al respecto, a la vez que seguiremos renovando nuestra flota de arriendo. En el caso de Distribuidora Cummins Chile, se ha invertido en el nuevo Master Rebuild Center (MRC) de motores de alta potencia en Antofagasta, y en el crecimiento de la capacidad del MRC de Santiago”, precisa Louit.

También observa mayor atención por parte de las compañías mineras en innovación productiva. “Existe interés por la aplicación de tecnologías de monitoreo remoto de los equipos, y captura y análisis de datos para apoyar la toma de decisiones, junto con aplicaciones de autonomía y asistencia al operador, con foco en la seguridad y productividad, lo que va muy en línea de nuestra estrategia de mediano plazo para el sector”, indica.

Este tipo de aplicaciones de la compañía serán destacadas en Expomin 2018 (feria en la que están volviendo a participar). También mostrará el desarrollo y mayor aplicación de tecnologías de información y comunicaciones en los equipos (ICT), para mejorar la gestión de datos (IoT y Big Data).

“La industria minera migrará hacia operaciones inteligentes, usando tecnologías de punta, que le permitan operar en forma más segura, integrada y a distancia, con información en línea”, avizora.