Los desafíos del nuevo ministro

“El futuro de Chile va a estar ligado a la minería”, ha dicho el futuro ministro del ramo, consciente del rol que juega este rubro en el desarrollo del país.

Después de recibir y evaluar propuestas de los partidos de Chile Vamos, el Presidente electo, Sebastián Piñera, presentó a quienes conformarán el Gabinete del que será su segundo gobierno, a partir del 11 de marzo. En el Ministerio de Minería designó a Baldo Prokurica, abogado de profesión, militante de Renovación Nacional, que cumplió 28 años como parlamentario.

Durante ese lapso, en que ejerció primero como diputado por el Sexto Distrito de la Región de Valparaíso –durante tres periodos consecutivos– y luego como senador por la Tercera Circunscripción de Atacama, mantuvo una permanente cercanía con la industria minera, al integrar las comisiones de Minería y Energía de ambas cámaras.

Oriundo de Vallenar, donde nació hace 60 años, en el Congreso puso énfasis en temas de interés para la Región de Atacama, destacándose por su permanente apoyo a la pequeña y mediana minería. Como diputado, a mediados de la década de 1990 propuso soluciones concretas para revertir la situación que afectaba a este sector, lo que le valió el reconocimiento por parte de Sonami, como el mejor parlamentario del año.

De hecho, su interés en este segmento minero quedó reflejado en sus primeras palabras como futuro ministro, cuando hizo notar la “importancia social” que tiene esta actividad, de la cual dependen al menos cinco regiones del país, sostuvo.

Cabe recordar que en este ámbito, el programa de gobierno de Piñera considera la elaboración de un estatuto especial para la pequeña minería, con la finalidad de reunir en un solo cuerpo legal toda la reglamentación que le atañe. Y en el caso de la mediana minería, se pretende efectuar una revisión de la norma de cierre de faenas, para flexibilizar los instrumentos de garantía, modificar el cálculo de vida útil y correjir los vacíos legales e interpretativos.

El nuevo ministro también pondrá foco en Codelco, sobre la cual ha reconocido que tiene “desafíos gigantescos” que enfrentar, particularmente relacionados con sus proyectos estructurales. Pero también destaca que en el desarrollo de tales transformaciones hay todo un know how que se puede exportar a otros países mineros, lo que representa una oportunidad para la cadena de valor de la minería nacional.

En lo que se refiere a la Corporación, el programa minero de la próxima Administración contempla darle mayor autonomía al gobierno corporativo de Codelco y dotarlo de mayores herramientas para gestionar la empresa con eficiencia. Asimismo, se hace cargo de la necesidad de definir una política de dividendos estable a largo plazo y reemplazar la Ley Reservada del Cobre, que afecta directamente a la estatal.

Otros puntos de la “hoja de ruta” minera del nuevo gobierno son: reforzar el rol fiscalizador de Cochilco, fortalecer el Ministerio de Minería, establecer una Oficina de Gestión de Proyectos de Inversión para agilizar la materialización de los mismos, aumentar la parte del royalty minero asignada a los gobiernos regionales para actividades de innovación; lineamientos que seguramente guiarán la gestión del designado ministro.

Por de pronto, el nombramiento de Prokurica fue bien recibido en la industria. Junto con felicitar a quien será el titular de la cartera, los diferentes gremios vinculados a esta actividad valoraron que provenga de una región minera y que conozca la realidad del sector. “El futuro de Chile va a estar ligado a la minería”, ha dicho el futuro ministro, consciente del rol que juega este rubro en el desarrollo del país.