(La Tercera / Pulso) El expresidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, expresó su molestia y decepción con el caso de conflicto de interés que involucra a Nelson Pizarro, ex presidente ejecutivo de la estatal, por un negocio entre su hijo y un amigo que se adjudicó un contrato en la División Salvador de la cuprera.

“Yo me enteré hace dos semanas, un año y medio después que salí de Codelco”, dijo el economista en conversación con Radio Duna.

“A mí me genera un poquito de…tengo que ser muy sincero, me genera un poquito de rabia, de complicación, de decepción porque es una información que debió haber sido informada al directorio el año 2015, de acuerdo a las normas que tenía Codelco antes de que yo llegara y más (aún) con las normas que nosotros colocamos en 2015”, afirmó.

Según él, esa norma obliga a todos los funcionarios a reportar conflictos de intereses, incluso si son aparentes.

La operación

Cabe recordar que Landerretche presidía el directorio de Codelco que en 2014 eligió a Pizarro como presidente ejecutivo.

“Lo que está en discusión es una operación inmobiliaria entre el hijo de Nelson y un amigo empresario que él tiene, y la simultaneidad entre esa transacción y que este señor tuvo un contrato en El Salvador, como parte de la reconstrucción después de los aluviones”, recordó Landerretche.

Sin embargo, a continuación dijo que en estricto rigor ese no era el problema sino más bien que no se reportó esa información de acuerdo a las directivas que se habían establecido.

“Entonces, en mi opinión, el directorio de Codelco está actuando absolutamente correcta. Yo quiero decir que si yo hubiera estado ahora habría actuado igual o en forma más severa aún”, afirmó.

“Yo sinceramente espero que esto sea un error de reporte que se hizo mal y que no haya más, porque si hubiera más ya sería más mí demoledor”, cerró.