Un equipo de especialistas de Ingeniería Hidráulica y Ambiental, de Ingeniería de Minería y del Instituto de Ingeniería Biológica y Médica de la Universidad Católica (UC), escalará el uso de microorganismos en la industria minera para producir cobre sin contaminar.

El proyecto de investigación, llamado “Microbial consortia for enhanced copper recovery”,  fue adjudicado a la UC en el concurso Eramin2 de Conicyt. Es liderado por los académicos Mario Vera y Álvaro Videla, con el apoyo de la Minera Tridentum Ltd. y de reconocidas universidades de Alemania, Suecia y Sudáfrica.

Los ingenieros chilenos buscan potenciar el desarrollo de la biominería en el país, a través de especies beneficiosas que ayuden a mejorar el proceso de obtención de cobre. La idea es incrementar la actual eficiencia de la lixiviación industrial de calcopirita.

La solución

La lixiviación de minerales permite disolver selectivamente especies minerales de cobre en estado sólido, permitiendo que el producto se enriquezca en una solución acuosa desde donde es recuperado. Este método de producción representa hoy entre 20% a 30% de la producción mundial del metal rojo.

Para extender dicho procedimiento, los investigadores trabajarán a través de la biolixiviación, un sistema medioambientalmente amigable que explota la capacidad de microorganismos acidófilos para acelerar la disolución del cobre desde los sulfuros primarios a la solución acuosa.

Los sulfuros primarios, ricos en fierro y azufre, como la calcopirita, constituyen la mayor reserva de cobre mundial disponible. De ahí la importancia del proyecto en lograr una recuperación sustentable del metal rojo, porque permitiría viabilizar la aplicación industrial de esta biotecnología.

Asimismo, la investigación analizará aspectos químicos y moleculares para intentar influenciar las dinámicas poblacionales de los microorganismos, con el propósito de eliminar interacciones negativas que afectan la lixiviación bacteriana en el proceso de obtención del cobre.

A partir de este proyecto, los ingenieros UC esperan crear una cooperación multilateral de investigación entre los países miembros de Eramin2, para financiar actividades científicas y de innovación, así como iniciativas de formación de redes en el área de materias primas.