Para el próximo miércoles 2 de octubre, el Primer Tribunal Ambiental fijó la audiencia de reclamación de la Asociación Indígena Aymara de Coposa contra la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), por la Resolución Exenta que aprobó el Programa de Cumplimiento (PDC)  y suspendió el procedimiento administrativo sancionatorio en contra de la Compañía Minera doña Inés de Collahuasi.

[VEA TAMBIÉN: SMA aprueba plan de cumplimiento de Collahuasi por unos US$34 millones]

La reclamación interpuesta por la Asociación Indígena Aymara de Coposa pretende dejar sin efecto la Resolución Exenta Nº12/D-095-2017 que aprobó el PDC presentado por la minera, porque para los reclamantes “la resolución impugnada contiene medidas que recaen directamente sobre el territorio indígena aymara de la cuenca de Coposa, ubicado en la comuna de Pica, Región de Tarapacá”.

Entre los argumentos que se esgrimen está que el programa de cumplimiento no es admisible por tratarse de un infractor con incumplimientos reiterados y graves a la normativa medio ambiental; además, de no cumplir con los criterios de integridad, eficacia y verificabilidad, entre otros.