(Pulso) El presidente de Ultramar, Richard Von Appen, defendió la faena de carbón Mina Invierno, que la empresa impulsa junto a Empresas Copec, del grupo Angelini, y aseveró que, si bien, lo óptimo sería tener una matriz energética 100% compuesta por fuentes renovables, dicha realidad no es posible de alcanzar en el corto plazo.

“Yo acá voy a dar una opinión personal, nosotros cuando analizamos esa inversión, Chile demanda una cierta cantidad de carbón importante, hoy día su matriz energética en base al carbón es alrededor de un 35%, yo creo que todos estamos de acuerdo que tenemos que migrar ojalá a tener todo renovable, y esto lamentablemente no ocurre de un día para otro, no va a ocurrir, eso hay que tomarlo en cuenta”, dijo el empresario, quien también preside el Consejo Asesor Empresarial de APEC (ABAC), en entrevista con el programa Hablemos en Off de Radio Duna.

En este sentido enfatizó que “hoy día no está la tecnología de almacenamiento de la energía, por lo tanto, acá la alternativa es producir carbón localmente o importar carbón y si hay estas reservas, en las cuales en este proyecto realmente se ha hecho una preocupación, porque yo lo he visto, respecto al tema del medioambiente, y cómo poder hacer esto compatible con la naturaleza que está alrededor, a mi me parece que es una solución que es buena para Chile”.

Von Appen indicó que la faena, ubicada en Isla Riesco, Magallanes, que está paralizada luego que el Tercer Tribunal Ambiental revirtiera el permiso ambiental al proyecto tronaduras, decisión a la que tanto la empresa como el Servicio de Evaluación Ambiental apelaron ante la Corte Suprema, tendría un funcionamiento temporal.

Al respecto sostuvo que “probablemente la mina va a tener un tiempo acotado de funcionamiento mientras trabajamos en ver la forma de como cambiamos nuestra matriz energética, pero la verdad es que nuestra familia siempre ha tenido una gran conciencia ambiental, en temas personales hemos estado varios involucrados en eso”.

Sin embargo, sostuvo que varias de las industrias en las que participan tienen un desafío de competir a nivel global, y que, por lo tanto, hacer un cambio drástico podría implicar el riesgo de volverse poco competitivos.

Empresarios

Von Appen respaldó las declaraciones del empresario Nicolás Ibánez, quien en entrevista con La Tercera sostuvo que “ningún gobierno se la ha jugado por los empresarios”.

“Yo comparto lo que también dijo Nicolás Ibánez de que hace un buen tiempo yo siento que no se nos escucha, no es que necesariamente vayan a tomar todas nuestras recomendaciones, pero yo encuentro que la voz del sector empresarial no se ha escuchado respecto a recomendaciones y sugerencias de cómo nosotros podemos dinamizar la economía, hacerla menos burocrática, en muchos aspectos y eso lo ha ido levantando tanto la CPC como la Sofofa, que creo que va en el camino correcto”.

El empresario indicó que “sin duda que hemos cometido errores y yo creo que la mayoría no tenemos ningún problema en reconocer eso, y eso es parte de la naturaleza humana, yo creo que acá lo que, a mi manera de ver, ha hecho falta, y yo no quiero ningún trato especial, yo no digo eso, solo que tal como tenemos una serie de desafíos donde la sociedad civil tiene que participar activamente, a través de distintas instancias, creo que los empresarios somos también ciudadanos, somos personas que también podemos opinar, podemos dar ideas, y también tenemos que contribuir y dar nuestra parte”.

Institucionalidad

El empresario señaló que se debe respetar la institucionalidad para impulsar las inversiones. “Hay un tema bien importante, que lo hemos sostenido siempre, en que respetar la institucionalidad no solmanente nos obliga a nosotros como empresarios y como personas sino que tambien nos defiende y acá la institucionalidad es muy importante que se respete, y número uno tiene que ser el Estado el encargado de que eso se implemente, y hemos visto varios casos donde eso no ha ocurrido y yo creo que es no es bueno, no es positivo para Chile, ni para otros países”.

Por eso indicó que los empresarios deben tener reglas claras para poder invertir ya que sino se respeta la institucionalidad hay muchos proyectos que se van a suspender o se van a aplazar.