(Pulso) Las acciones de SQM extendieron su alza este miércoles luego que el mercado acogiera favorablemente los planes de la compañía para los próximos años, los que fueron presentados ayer por sus máximos ejecutivos en el Investor Day realizado en Nueva York.

Los papeles de SQM B subieron 5,36% a $19.692 mientras que los de SQM A ganaron 6,89% a $19.027 en la Bolsa de Comercio de Santiago, con lo que la capitalización bursátil de la empresa aumentó en US$387,3 millones hoy, y acumuló un incremento de US$528,2 millones en la últimas dos sesiones.

De este modo las acciones serie B anotaron su mayor alza desde el 8 de agosto de 2019 y su mejor nivel desde el 9 del mismo mes. En el caso de la serie A fue su mayor avance diario desde el 28 de abril de 2018 y nivel más alto desde el 19 de agosto de 2019.

En tanto en Wall Street los ADR de la minera subieron 4,65% a US$27,48.

La compañía apuesta a aumentar su capacidad productiva con miras a poder enfrentar una recuperación en la demanda y su consiguiente impacto positivo en los precios en los próximos años. Pese a haber recortado su pronóstico para la demanda global de litio en 2025 a entre 744.000 y 914.000 toneladas, desde 1 millón de toneladas proyectadas previamente, la minera todavía espera poder alcanzar ese nivel.

Al respecto el vicepresidente Senior Negocios de Litio y Yodo de SQM, Pablo Altamiras, señaló en una entrevista con la agencia Bloomberg que “la cifra de un millón de toneladas todavía es posible y tal vez en lugar de llegar en 2025, llegamos en 2026”.

De acuerdo a las estimaciones de Benchmark Mineral Intelligence la demanda de litio aumentará significativamente para 2023 y el mercado podría entrar en déficit alrededor de ese año.

El jefe de Evaluaciones de Precios y analista de litio de Benchmark Mineral Intelligence, ANdrew Miller, dijo que tomando en cuenta que la construcción de los proyectos litio demora de 3 a 5 años, las nuevas decisiones de inversión debieran comenzar a fluir en los próximos 12 a 18 meses.

“Hace dos años, todos tenían prisa por anunciar tanto como podían y ahora están siendo demasiado conservadores”, dijo Miller al margen del evento de SQM en declaraciones reproducidas por Bloomberg. “SQM no está recortando más pero está manteniendo sus opciones abiertas y esa es una estrategia interesante y necesaria en este momento”, añadió.

Mayor producción

En el Investor Day el gerente general de SQM, Ricardo Ramos, se mostró optimista respecto a la demanda de litio y proyectó que crecerá en un promedio anual de 18% en el periodo 2020-2025, y además ratificó la meta de la minera no metálica de alcanzar una capacidad de producción del mineral de 160 mil toneladas al 2023.

El ejecutivo señaló que para ello se considera un plan de inversiones que sólo en el negocio de litio sumará US$1.332 millones en el periodo 2019-2023, recursos que se destinarán a ampliar la producción tanto en Chile como en Australia, donde la compañía desarrolla el proyecto Mount Holland.

Ramos destacó que “las oportunidades de crecimiento en el negocio de litio podrían resultar en una contribución de ganancias brutas de cerca de US$1.000 millones para 2025”.

Asimismo indicó que se podría avanzar hacia un nivel superior a las 160.000 toneladas, en una cifra que podría ser anunciada el próximo año.