El ex presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, fue uno de los participantes del conversatorio “¿Qué quiere Chile de su minería?”, organizado por Cesco en el marco de su 35 aniversario. En su intervención, recordó su paso por la minera estatal -en la anterior administración- y de los temas que intentó impulsar en la industria, entre ellos el concepto de cobre verde.

Al respecto, el doctor en Economía del MIT explica que “para que la minería adquiera todos los atributos que queremos que tenga, ecológicos, en términos de respeto a las comunidades, derechos humanos, etc., es esencial que todos estos formen parte de la propuesta de valor del sector. No puede ser simplemente una cosa que se hace como bonachona, por bondad. Para eso es que impulsamos la idea del cobre verde, que es la posibilidad de crear mercados diferenciados, donde a futuro se premie a las mineras con un precio ligeramente mayor, por producir con esos estándares”.

[VEA TAMBIÉN: Minería sustentable, uno de los ejes de la Semana Minera APEC Chile 2019]

En ese contexto, Landerretche asegura que “ahí hay una labor estratégica que tiene Chile, por la importancia de que tiene en el mercado del cobre. Lo que intentamos fue impulsar eso, y lo que yo digo es que eso se diluyó, se dejó después que nos fuimos; básicamente está desapareciendo como iniciativa”.

Consultado por el impacto que tendría esta visión sobre cómo hacer minería en los costos de las operaciones mineras, el ex presidente del directorio de Codelco menciona que “uno es competitivo si tiene una propuesta de valor, y por lo tanto, entendiendo que todos los atributos que queremos encarecen la producción de cobre, tenemos que convertirlos en parte de esa propuesta”.

Coordinación entre los diversos actores

En el marco del evento de Cesco, Óscar Landerretche comentó que la industria minera es consciente de los diversos desafíos que afronta, aunque reconoció que hay un cierto problema de coordinación entre los diversos actores, ante lo cual es relevante el rol que puede tener el Estado. Puso por ejemplo que diversas mineras se pusieran de acuerdo para generar infraestructura compartida de desalación.

En referencia a ese punto, considera que “Enami podría ser la empresa estratégica del Estado, que entre en consorcio con empresas privadas para generar estos pactos; que desde el lado público se le utilice como instrumento para apalancar los esfuerzos privados que necesitan ciertas certezas y complementariedad. Pero eso está un poco fuera del ámbito de Enami, que hoy día básicamente es un intermediador de concentrado, entonces se requiere una reforma de la compañía”, concluyó.