(Pulso) Ayer por la tarde el Ministro de Minería, Baldo Prokurica, se dirigió a La Moneda para discutir con el Presidente Sebastián Piñera la situación que enfrenta Mina Invierno. Al respecto, el ministro confía en que la resolución se revertirá y que se podrá operar con tronaduras en la obra, ya que hay diversos informes que avalan que la faena no daña el medioambiente.

¿Cómo interpreta el fallo?

-En Chile hay una institucionalidad en que confiamos, pero este no es un fallo definitivo. Hay recursos que están pendientes y el SEA ha anunciado que va a ir en contra con un recurso de casación. Los argumentos que se están diciendo son los siguientes: hay un informe del SEA, uno del Consejo de Monumentos Nacionales, una resolución de la Superintendencia de Medio Ambiente, un informe del Sernageomin y uno del Instituto Antártico, y todos dicen que no hay riesgos ni que se producen daños para los fósiles.

¿La postura de ustedes es la misma?

-Chile tiene una institucionalidad y tiene filtros por los cuales pasan los proyectos para llegar a concluirse. Hay que partir diciendo que esto no es una buena noticia, esto es una mala noticia; porque estamos frente a todos estos organismos del Estado que autorizan una operación y después por un reclamo se echan abajo. A nuestro juicio, este es un tema preocupante, porque hay mil familias involucradas. El sindicato ya nos ha estado llamando y por razones obvias, sobre la preocupación que tienen.

¿Qué les han dicho a ellos?

-Tenemos confianza en la institucionalidad y que el recurso que va a presentar el SEA, debiera tener el resultado que la institucionalidad ha arrojado durante todo este tiempo. Es difícil entender que tantos servicios del Estado se pronuncien de una manera y posteriormente haya una vuelta atrás. Hay poca seguridad en las resoluciones que emiten los organismos del Estado cuando se revierten de esta manera.

¿Confía en que esto se va a revertir?

-Sí, claro.

¿Qué señal muestra que esto se haya aprobado en el SEA y que se haya rechazado en el Tribunal Ambiental?

-En general confió en la institucionalidad chilena. Esta responde a lo que la gente espera. Por eso es que creemos que al final los tribunales van a exigir el cumplimiento de la ley. Yo creo en lo que dice el Sernageomin y en las otras instituciones que han hecho informes. O sea, no creo que se hayan puesto de acuerdo para dañar el medioambiente ni dañar los fósiles. En la práctica, son todas resoluciones y autorizaciones que tienen que resguardar el medioambiente y que permiten que haya una actividad económica en concordancia con el cuidado del medioambiente.

¿Cree que esto es un llamado de atención para la industria minera, donde se podría cuestionar el uso de tronaduras?

-Creo que cada caso tiene su realidad y yo no conozco otra faena minera que tenga este tema de los fósiles. Vuelvo a repetir que están los informes de un organismo que depende del ministerio de minería que es el Sernageomin, donde dice que el uso de las tronaduras no afecta la recuperación de los fósiles.

¿Esto marca un precedente para el uso de tronaduras en otros proyectos mineros?

-Creo que no. Lo que tenemos hoy no es un fallo definitivo y tengo confianza en que esto es un tema que se va a revertir.