En el segundo trimestre del año la actividad económica del país creció 1,9% anual, según el Informe de Cuentas Nacionales Trimestrales que elabora el Banco Central.

El ente emisor destaca que el incremento del PIB fue liderado por las actividades de servicios, en especial los personales y empresariales, mientras que el resto de las actividades económicas también contribuyeron, con excepción de las actividades agropecuario-silvícola y la industria manufacturera.

Minería

En cuanto a la actividad minera, el informe sostiene que creció marginalmente en el periodo:
«La minería aumentó 0,2%, en línea con la recuperación de la producción cuprífera. En tanto, en los otros subsectores se observaron resultados mixtos; la producción de hierro y la extracción de oro y plata se redujeron, mientras que la extracción de minerales no metálicos aumentó». Asimismo, puntualiza que cifras ajustadas estacionalmente dieron cuenta de un aumento de la actividad respecto del trimestre anterior.

«El desempeño de la minería del cobre presentó resultados dispares entre los distintos yacimientos del país -añade el reporte-. Por una parte, en algunas faenas se registraron mayores leyes del mineral, que favorecieron la extracción de minerales de cobre y sus concentrados, mientras que la producción de cobre refinado cayó debido a la paralización de fundiciones en el sector«.

En tanto, la menor producción de mineral de hierro se explicó por la imposibilidad de realizar envíos al exterior, debido al cierre de su principal puerto de embarque.

Finalmente, la expansión en la extracción de minerales no metálicos se debió «a un aumento generalizado en sus productos, destacando caliche, litio y minerales utilizados para la construcción», acota.