Un ahorro de 80% en el uso de combustible tendrán las operaciones de Chuquicamata subterránea que fue inaugurada en una ceremonia encabezada por el Presidente Sebastián Piñera y los máximos ejecutivos de Codelco.

Según las estimaciones de la empresa estatal, el consumo de combustible en el yacimiento bajará 80%, pasando de 75.000 a 15.000 metros cúbicos cuando la mina subterránea esté en régimen.

[VEA TAMBIÉN: Presidente Piñera da el vamos a Chuquicamata Subterránea]

Transmisión

Chuquicamata subterránea cuenta con la subestación eléctrica Tchitack que, a través de una línea de 34,5 kV de 14 kilómetros de extensión, abastece de energía a las operaciones del proyecto, cuyos mayores consumos están en la sala de chancado y el sistema de correas transportadoras de 19 kilómetros de longitud.

La subestación Tchitack se conecta al sistema eléctrico nacional desde la subestación Encuentro, ubicada en Maria Elena, a través de una línea de transmisión, de 220 kV, de 81 kilómetros de longitud.

El equipamiento de la subestación provisto por Siemens, cuenta con el sistema GIS (Gas Insulated Switchgear), que tiene un diseño modular que reduce el espacio de las instalaciones, además de permitirle operar en las condiciones ambientales y geográficas del yacimiento, ubicado a más de 2.900 metros bajo el nivel mar.

La subestación eléctrica operará con dos transformadores de poder de 220/34,5 kV 100/75 MVA, junto con dos transformadores 34,5/13,8 kV 20/15 MVA fabricados en Tenjo Colombia, mientras que en la sala eléctrica de Media Tensión serán instalados dos switchgear 34,5 kV y 13,8 kV de fabricación alemana.

Para la operación de esta subestación, se implementaron sistemas de control y protección Scada, además de  sistemas de detección y extinción de incendios, control de accesos y sistemas de presurización y climatización de las instalaciones.

El mantenimiento de la subestación estará a cargo de Siemens que durante su primer año de servicio capacitará al personal de operaciones de Codelco.