Sofisticados sensores, combinados con detallados análisis están permitiendo a BHP y sus faenas tomar decisiones más informadas. Así lo señaló Diane Jurgens, Chief Technology Officer de la compañía, en la reciente BAML SmartMine Conference realizada en Londres.

La ejecutiva sostuvo que el acceso a información más detallada sobre el material extraído, junto con máquinas de algoritmos han permitido automatizar las decisiones orientadas a identificar y seleccionar de mejor manera este material, permitiendo así incrementar el rendimiento de las plantas y reducir los costos de procesamiento.

“El proyecto low cost Spence Recovery Optimisation de Spence en Chile ha demostrado cómo la tecnología puede incrementar las recuperaciones de cobre por sobre un 10%, ayudando a compensar la caída en las leyes”, agregó.

Hizo mención, también, a que en Escondida están modelando el uso de información en tiempo real para analizar la calidad y grado de los minerales, y de esa forma tomar decisiones sobre el material extraído, por ejemplo, ya sea para destinarlo a lixiviación,  a concentración o como material de desecho.

En su operación Olympic Dam, en tanto, dijo que las tecnologías patentadas de lixiviación han incrementado la recuperación de mineral entre un 10% y 12%, junto con acortar el tiempo de procesamiento hasta en 50%. “Esto significa menores costos, procesos más simples, mayor flexibilidad y reducción en consumo de agua”, subrayó.

Por todo ello, hizo hincapié en que la tecnología y la innovación son capacidades consideradas críticas para que la compañía mantenga su liderazgo.