“La robótica entrega amplias oportunidades a la minería en términos de optimización de procesos. Al ser soluciones automatizadas se retira a la persona de la zona de riesgo, lo que hace más segura y eficiente la operación. De esta manera, el trabajador puede ser asignado a otra función y así aumenta la productividad”, afirma Javier Espinoza, gerente general de Mining Industry Robotic Solutions, MIRS.

Potencial de crecimiento

_MG_6135¿En qué áreas de la minería tiene potencial de crecimiento la robótica que desarrolla MIRS?

Espinoza indica que sus soluciones se aplican desde la extracción del mineral hasta el despacho de concentrados y cátodos. “Participamos en todo el ciclo de negocios y la cadena de valor de nuestros clientes. Pero donde proyectamos mayor potencial es en el muestreo, con nuestro producto MI Robotic Sampler ya que fuimos pioneros, y cada vez vemos mayor interés del mercado”, destaca.

Recuerda que el proceso de muestreo se hace manual, con numerosas personas realizando la actividad. “Nosotros hemos desarrollado un moderno sistema robotizado que reduce al mínimo la presencia de trabajadores en el muestreo de concentrados en camiones, vagones de trenes y maxisacos, entre otras vías de despacho del producto, lo que hace más productiva la operación”, sostiene.

MI Robotic Sampler

1Una década de exitosa aplicación cumplió MI Robotic Sampler, sistema que reduce la variabilidad en el muestreo al tomar sistemáticamente los incrementos con una herramienta especialmente diseñada para esa función, y cuyo proceso culmina con una muestra estadísticamente válida.

Espinoza recuerda que los procesos manuales tienen error y potencial de sesgo, involuntario o no, además de ser inseguros para los operadores.

En el caso de concentrado de cobre que se traslada en camión, el robot se instala sobre un desplazador lineal que le permite cubrir toda el área de carga. Para una programación de 20 incrementos se estima un tiempo de ciclo de 7 minutos por camión. Cada malla de muestreo puede ser perfectamente configurable para ser aleatoria o sistemática.

“En la Fundición Potrerillos de la División Salvador de Codelco desarrollamos nuestro primer muestreo de concentrado en camiones, y desde entonces hemos tenido una importante penetración no solo en Chile, sino también en Perú”, asevera.

Exitosa internacionalización

El operador logístico de minerales más moderno de Latinoamérica, Impala Terminals Perú, implementó dos sistemas de muestreo robótico, los de mayor capacidad en el mundo, suministrados por MIRS.

“También figura nuestro cliente Glencore Antapaccay, que adquirió una solución para su planta que está a 4.600 msnm, y otra para el Puerto de Matarani, desde donde despachan su concentrado”, precisa.

Espinoza indica que para Impala Terminals, MIRS tuvo que desarrollar además el proceso de homogenización y reducción de muestra mediante un segundo robot pequeño que realiza lo que se denomina en el mundo de calidad “la preparación de la muestra”.

_MG_6148El ejecutivo comenta que dicha terminal consiste en un almacén de concentrados. “Allí llegan alrededor de 180 camiones día, de distintas operaciones u ‘orígenes’. Entonces, lo que valoró nuestro cliente de MI Robotic Sampler es que la solución entrega transparencia en el proceso porque se sabe exactamente el concentrado que está adquiriendo, es decir, se conoce con exactitud la calidad del concentrado, evitando la adulteración en el fondo de la tolva, y se logra medir la heterogeneidad de la humedad del concentrado en el camión. Con el muestreo manual no es posible medir eso. Cuando el operador realiza el muestreo manual sólo saca una muestra superficial de la tolva, sin llegar al fondo”, advierte.

En cambio, dice, cuando se muestrea en forma robotizada, se es capaz de sistematizar el muestreo y eliminar el error humano. “La muestra pasa luego a un sistema automatizado de envasado y queda sellada con una etiqueta que dice desde qué camión venía, cuál es su origen y los datos principales que exige el laboratorio”, destaca.

Espinoza resalta que la alianza con Impala Terminals Perú ha sido el primer paso de la internacionalización de MIRS en el muestreo de concentrados. “Es muy significativo también desde el punto de vista del desarrollo de la línea de negocios de muestreo, porque nos abrió un mundo de oportunidades, como la homogenización y reducción. Es decir, se nos ha empujado a ser más innovadores de lo que somos. Ante esta evolución queremos abrirnos paso en Estados Unidos, Canadá, México, Europa y Oceanía”, agrega.

Afirma que el año pasado MIRS vendió su primera prueba industrial de muestreo de Cobalto para una fundición y refinería de metales preciosos en Bélgica. “También, estamos con proyectos en Finlandia, España y Australia”, añade.

Despegue robótico

Espinoza resalta que MIRS fue asimismo pionera en el despegue robótico de láminas iniciales y cátodos.

“Comenzamos hace más de una década desarrollando soluciones para el mundo de la electroobtención y la electrorrefinación, porque el uso de la robótica en la manipulación de los cátodos era bastante evidente”, precisa.

Advierte que las máquinas tradicionales son antiguas, con baja disponibilidad, y tienen un alto riesgo de accidentabilidad por la energía hidráulica que acumulan.

“Nuestra experiencia comenzó con una máquina despegadora de cátodos en Mantos Blancos. Hoy tenemos ocho robots en la despegadora de Codelco Ventanas que procesan toda la producción de láminas iniciales de la refinería, donde antiguamente el trabajo lo ejecutaban alrededor de 20 personas. Lo mismo pasa en la refinería de Amarillo en Texas donde el proceso se realiza hoy con 6 robots MIRS”, acota.

¿Proyecciones en esta línea de negocios? El potencial está en la renovación de las máquinas antiguas que son menos eficientes y poco seguras, dice Espinoza. “Allí hay una oportunidad de ayudar a nuestros clientes a sumar tecnología a sus procesos, y de esta manera evitar accidentes y aumentar la calidad del producto a través de la robótica”, añade.