En el contexto de la feria minera «Bright World Of Metals» de  Düsseldorf, Alemania, una delegación chilena aprovechó la instancia para hacer una visita al país europeo. Esta oportunidad permitió conocer desde tecnologías para fomentar la exploración, hasta fundiciones y soluciones para el tratamiento de relaves.

El equipo estuvo liderado por el Ministro de Minería, Baldo Prokurica, y el vicepresidente de Enami, Robert Mayne-Nichols, quienes viajaron junto a ejecutivas y ejecutivos de Camchal -Cámara Chileno Alemana de Comercio- que incluyeron a su gerenta general Cornelia Sonnenberg y la jefa de Proyectos del Centro de Negocios Mineros, Annika Glatz.

El ministro Baldo Prokurica conversó con MINERÍA CHILENA sobre los objetivos de esta gira, que no sólo contempló Alemania, sino que también Bulgaria, con el objetivo conocer la fundición en Pirdop de la empresa germana Aurubis. Este aspecto fue uno a los que el ministro puso más énfasis, pensando en la situación de las fundiciones chilenas que se encuentran cercanas a comunidades.

Foco en fundiciones

¿Cómo se gestó esta visita a Alemania?

Siempre las giras que organizamos en el Ministerio las hacemos en la línea de las necesidades de la minería chilena, y las hacemos coincidir con algunos eventos que existen en el extranjero, en este caso específico, la feria de Düsseldorf, que es una de las más importantes respecto de innovación tecnológica y de minería. Visitamos Alemania para estar primeros en el tema de innovación y contactar a las empresas que están en la vanguardia.

Al planificar este viaje,  invité a las dos empresas del Estado que tienen fundiciones, con la finalidad que pudiéramos visitar las instalaciones de la empresa Aurubis, una en Hamburgo y la otra en Pirdop, Bulgaria, que tienen dos características que me llaman la atención:

En primer lugar, están en las ciudades y en el caso de Pirdop es de 1958, de la época de la Unión Soviética. Era muy contaminante, por lo que Aurubis a través de aportes tecnológicos e innovación, la transformó, de modo que la gente que vive en las dos localidades búlgaras aledañas conviven perfectamente. Esto lo tenemos que mirar para el futuro en lo que son nuestras fundiciones chilenas.

¿Ésta experiencia les pareció de utilidad para la nueva fundición de Paipote?

En eso estamos pensando. En Paipote, en Ventanas, en fundiciones que están cerca de las ciudades y algunas que no están tan cerca, pero que rápidamente las urbes se están acercando.

El caso de Pirdop sirve como ejemplo, porque mediante aportes que no significan una nueva inversión que sería carísima desde el punto de vista de los recursos, se logra tener 99% de captura y se consigue estar al lado de una ciudad, con eficiencia y además con eficacia en recuperación de metales y de cumplimiento medioambiental.

Tecnología de punta

¿Qué otras tecnologías pudieron ver en Alemania que pueden ser relevantes para incorporar en el industria minera nacional?

En primer lugar, estuvimos en reuniones con empresas germanas, como DMT Group en Düsseldorf, que se dedica a todo el tema de la digitalización de la minería para problemas complejos.  Diseña sistemas para que conversen en una faena minera los distintos sistemas. Por ejemplo, si hay una empresa que tiene camiones japoneses y maquinaria norteamericana o china, que no tienen tecnología que dialogue entre sí, esta empresa diseña y aplica sistemas que lo pueden solucionar.

En segundo lugar, también nos interesó en el caso de esta compañía el tema de monitoreo de relaves. Tenemos un piloto donde esta empresa está participando, especialmente en el Relave del Soldado, de Anglo American.

Además les planteamos, que uno de los problemas que Chile tiene -y que impactará en el futuro- es que en los últimos 30 años, no se han descubierto grandes yacimientos. Por lo tanto, estamos cavando cada vez más profundo para sacar la misma cantidad de cobre. Ya están desapareciendo los óxidos y estamos teniendo la mayoría de las minas en sulfuros. Nadie ha podido hacer la lixiviación de sulfuros a nivel industrial y ese es un tema que les planteamos a esta empresa.

Después estuvimos en la feria de Düsseldorf, donde hay nuevos temas de tecnología para la seguridad y salud de los trabajadores. Estuvimos también con el instituto Fraunhofer que propone varias ideas innovadoras para la minería y la que más nos llama la atención, es la capacidad de generar agua desde la humedad del aire. Se podría con esto recuperar agua en la cordillera, sin sacar agua continental, sin desalar ni bombear el agua hacia las faenas. Eso sería un tremendo avance. En general tienen gran eficiencia en temas de agua.

¿Qué impresión le dejó la tecnología alemana?

Creo que Alemania es uno de los países que está tecnológicamente más avanzado en Europa y el mundo. Los tenemos que mirar porque ellos van encabezando lo que muy luego nos va a llegar a nosotros, la trazabilidad en la minería y todo tipo de productos, que nos ha generado desafíos, pero también oportunidades. La trazabilidad es un tema indispensable para la minería. En el futuro muchas de las empresa instaladas en Chile van a tener que ponerse al nivel que está exigiendo mundo entero, de lo contrario, no vamos a vender los productos.

Interés en el litio y relaves

¿Qué interés tiene Alemania en la minería chilena actualmente?

Tuvimos reuniones con el viceministro de Economía de Alemania, y lo dejamos invitado a las licitaciones (como las referidas al litio) y va venir en octubre a Chile para conocer la minería nacional. También los invitamos para que la industria alemana participe de los proceso que está impulsando Corfo, por el 25% de la producción de litio de los contratos que tiene con Albemarle y SQM. Esto significa en la práctica que podemos invitar a empresas tecnológicas germanas para subirnos en la cadena del valor y llegar lo más cerca posible a las empresas de automóviles de ese país, para fabricar baterías o componentes.

Los gobiernos de la Comunidad Económica Europea y especialmente el alemán, está disponiendo de US$1.000 millones para que las industrias de Europa empiecen a fabricar baterías de litio. También materializamos la invitación que se le hizo a Alemania como País Invitado en Exponor 2021.

Además, el viceministro alemán está muy interesado en conocer en terreno los procesos de minería, por lo tanto estamos preparando una reunión con Codelco para una visita a El Teniente. Pensamos que tendrá lugar la segunda semana de octubre.

En otra oportunidad, planteamos nuestro interés que empresas alemanas puedan invertir en la Política de Estado de los Relaves Mineros. Ese es un tema en el que yo creo que Alemania tiene mucho interés, especialmente por las tecnologías de recuperación de metales que ellos tienen y porque Chile posee un patrimonio muy importante, que por largo tiempo fue como el «patio trasero» de las empresas mineras y que hoy en el gobierno del Presidente Piñera le queremos dar un especial énfasis en tres líneas:

1. Reprocesamiento de los tranques de relaves: Esto por la experiencia que hay en Valle Central con El Teniente, donde el 10% de las utilidades de la división se obtienen a través el reprocesamiento de relaves, tanto frescos como antiguos.

2. Por el hecho de que hemos detectado que en los tranques de relave tenemos tierras raras.

3. Muchos tranques de relaves tienen 50 a 80 años de antigüedad, cuando las minas tenían mejores leyes y la tecnología era menos eficiente para recuperar metales.

Otras naciones en la mira

A propósito de la gira ¿qué otros países está mirando Chile en tecnología?

Hay países que considero que tienen mucho que decir en esta materia, como Australia, Canadá, Estados Unidos, China y Japón, que son naciones que tienen una relación directa con la minería y con temas tecnológicos.

¿Cómo evalúa el posicionamiento actual de Chile en cuanto a desarrollo propio de innovaciones para la minería? 

Los llamados en materia de innovación tecnológica no sólo son para industrias extranjeras, también incorporan a la industria nacional, tanto es así que en el tema del litio ya tenemos algunos trabajos de la Universidad de Concepción, ocupando de mejor manera el agua en salares. Hemos llamado a todas las universidades chilenas a participar en lo que es el instituto nacional del litio para que también puedan participar.