(Pulso) Una cifra no muy halagüeña mostraron las exportaciones en junio, totalizando solo US$ 5.303,56 millones. La cifra supone un retroceso de 15,5% en doce meses y su registro más bajo desde abril de 2017 (US$ 5.048 millones).

 Con este resultado, el valor de los envíos del país cerró el primer semestre en US$ 36.157,61 millones, esto es un retroceso de 5,94% en relación al primer semestre del año pasado.

El monto de los envíos se vio afectado por las exportaciones de cobre, las cuales totalizaron US$ 2.627,88 millones. El dato supone un retroceso de 14% en relación al mismo mes de 2018.

También las importaciones tuvieron un magro comportamiento, sumando US$ 4.986,41 millones en junio, lo que representa una baja de 16,69% en doce meses. Se trata del registro más bajo desde mayo de 2017. En el detalle de las importaciones de bienes de capital, éstas completaron 2 meses consecutivos de caídas.

En otro tema, el Banco Central informó que la deuda de los hogares mantuvo su trayectoria alcista y alcanzó un nuevo máximo histórico, llegando a 73,5% al cierre del primer trimestre , cifra superior en 0,2 puntos a lo registrado en el cuarto trimestre de 2018, explicado por el aumento del stock de préstamos bancarios hipotecarios.