Una buena calidad de fortificación salva vidas. Para nuestra empresa lo más importante es la seguridad de las personas que desarrollan actividades en el túnel. Es por ello que nuestros productos son ensayados y certificados en laboratorio acreditado internacionalmente”, afirma Sebastián Contreras, Gerente Comercial de Fortificación de la empresa IMEL.

La compañía nacional, fundada en 1946, ofrece productos de acero como tubos y perfiles, sistemas constructivos de galpones, cubiertas y revestimientos, perfiles galvanizados, postes de alumbrado y porta conductores, entre otros. Cuenta con más de 80.000 metros cuadrados de planta de producción y más de 350 trabajadores.

Preocupada de innovar y para responder a las nuevas exigencias de la minería y construcción subterránea, IMEL desarrolló una nueva cabeza de expansión, que garantiza –por ensayos empíricos de tracción– la rotura del Perno Helicoidal en las dos versiones de diámetros de pernos más usados en Chile: Ø 22 mm y Ø 25 mm.

Contreras sostiene que su empresa presenta un constante crecimiento y que efectúa continuamente inversiones en tecnología. “Esto es lo que nos ha permitido la expansión a mercados internacionales”, revela.

Recuerda que IMEL comenzó su larga trayectoria ofreciendo tubos y perfiles de acero. “En 1992, la empresa introduce la línea de pernos para la fortificación, y desde entonces ha ido aumentando la oferta de productos con el fin de mejorar la calidad de la fortificación”.

¿Valor agregado de IMEL? “La calidad en productos y servicios. Efectuamos una rigurosa planificación para atender al cliente sin interrupción. Contamos con fill-rates sobre el 99% con nuestros clientes”, precisa Contreras.

Estructura de la compañía

Con el objetivo de entregar una solución integral al cliente, la estructura organizacional de IMEL está compuesta por siete divisiones. Estas son: IMEL Mining Rock, Productos para la fortificación de túneles; IMEL Steel, Tubos y perfiles de acero; IMEL Mekanocon, Perfiles galvanizados para construcción rápida y liviana; IMEL Tubox, Sistema constructivo de galpones y naves industriales; IMEL Pannel, Cubiertas y Revestimientos en acero; IMEL Solar, Estructuras para módulos fotovoltaicos e IMEL Electric, Tubos para canalización eléctrica, postes de iluminación, bandejas y escalerillas portaconductores.

Contreras afirma que “en IMEL Mining Rock disponemos de un equipo de profesionales que otorga una asesoría integral en faena, ofreciendo un abanico de soluciones en fortificación”.

“Por más de 25 años hemos estado presentes en los grandes proyectos nacionales como Andina, Chuquicamata y El Teniente, todos de Codelco, así como también en la pequeña y mediana minería. Además, contamos con exportaciones a Latinoamérica, Norte América y Europa”, agrega.

Innovación

Guillermo Bobadilla, Gerente de Fortificación de IMEL, explica que dado que el avance de la fortificación se limita a los largos tiempos de fragüe de la lechada, se inició el uso de la cabeza de expansión, la que otorgaba un anclaje inmediato y provisorio del Perno Helicoidal. “Esta no cumplía con la exigencia del anclaje definitivo, pero permitía avanzar con los riesgos que esto implica”, dice.

Afirma que los procesos de fortificación se han tornado más exigentes en seguridad. “Según la norma americana ASTM F 432 – 13, la exigencia mínima de un conjunto de fortificación con Perno Helicoidal debe ser la resistencia del perno. Al haber una cabeza de expansión, la condición mecánica mínima de ésta debe ser a lo menos la carga de rotura del perno”, precisa.

“La cabeza de expansión desarrollada por nuestra empresa cumple con la norma americana y se destaca por entregar la máxima garantía de seguridad al túnel, la que es requerida para este sistema de anclaje”, agrega.