No sólo Chuquicamata es un gran rajo que ha iniciado su transición a minería subterránea, otra importante faena mundial, como es Grasberg en Indonesia, también ya dio curso recientemente a esta nueva fase.

Así lo informó Freeport McMoRan, precisando que durante el segundo trimestre comenzó la actividad subterránea del mismo cuerpo mineralizado del rajo, pero ahora a través del método de Block Cave.

Grasberg Subt

 

“Desde su descubrimiento en 1988 la producción de la mina en superficie ha totalizado aproximadamente 27.000 millones de libras de cobre (unas 12,2 millones de ton) y 46 millones de onzas de oro. En el transcurso de su vida productiva se prevé que la mina aporte un adicional de 17.000 millones de libras de cobre (7,7 millones de ton) y 14 millones de oz oro de la extracción bajo superficie, haciendo de Grasberg uno de los mayores depósitos de cobre y oro a nivel mundial.

Asimismo, la compañía indicó que para 2023 se proyecta que la explotación subterránea del yacimiento produzca un promedio de 130.000 tpd de mineral desde cinco bloques productivos, abarcando 335.000 m2. Las reservas cuentan con leyes promedio de 0,96% de cobre y 0,72 gramos por ton de oro.

La producción en régimen para los primeros años se estima en 850 millones de libras de cobre (385.550 ton) y 700.000 onzas de oro por  año.

Toma de control por Indonesia

Cabe recordar que la minera estatal indonesia PT Inalum tomó el control de la unidad local de Freeport-McMoRan Inc, operador de Grasberg, la segunda mina de cobre más grande del mundo, tras el cierre de un acuerdo por US$3.850 millones.

El histórico pacto, que entrega a Inalum una participación de un 51,23% en PT Freeport Indonesia, pone fin a años de negociaciones difíciles por los derechos de propiedad de Grasberg.

 

Grasberg en Indonesia