(Pulso) La huelga en Chuquicamata, que este lunes cumplió 11 días, podría eliminar 10.000 toneladas de un mercado del cual ya se anticipa un déficit a fin de año, según una consultora de la industria.

La paralización podría costar a Codelco US$50 millones y alrededor de 10.000 toneladas en producción si se extiende por dos semanas, señaló Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de la consultora Plusmining.

El yacimiento producjo 321.000 toneladas de cobre el año pasado. “Codelco ha dejado bastante claro que ofrece los mejores términos posibles para los trabajadores”, comentó Guajardo.

Asimismo indicó que “los trabajadores dicen que la única forma de poner fin a este conflicto no es con bonos más altos, sino con condiciones iguales para los trabajadores actuales y los nuevos”.

Los precios del cobre oscilaban entre ganancias y pérdidas este lunes mientras los inversionistas tomaban el pulso a los temores sobre la demanda por la tensión comercial mundial y la amenaza de oferta en Codelco, el principal proveedor mundial.

La interrupción en Chuquicamata, la tercera mina de cobre más grande de Codelco, ha propiciado una mejor perspectiva de precios en momentos en que la oferta ya es escasa. El Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre pronosticó un déficit de 189.000 toneladas para fines de este año.