(La Tercera / Pulso) No va más. Después de meses y meses de tramitación ambiental y disputas judiciales, el directorio de Mina Invierno oficializó el cierre de la faena para noviembre próximo.

El proyecto de US$500 millones ligado a Empresas Copec y Ultramar (familias Angelini y Von Appen, respectivamente), confirmó que empezará a notificar los primeros despidos.

La medida se veía venir luego del duro revés que recibió hace dos semanas por parte del Tercer Tribunal Ambiental (con sede en Valdivia) que rechazó una solicitud para revertir una medida cautelar -vigente desde marzo- que impedía a Mina Invierno operar con tronaduras por daño ambiental.

Este mecanismo permite aumentar la producción y la eficiencia en la faena. Con la tronadura planeaba pasar de las 2,3 millones de toneladas que produce hoy a hasta 4 millones de toneladas.

Por lo mismo, la empresa no descartaba dejar de operar en un plazo de cinco meses debido al duro fallo judicial.

El cierre supone un duro impacto para el empleo de la Región de Magallanes toda vez que la faena generaba unos 500 puestos de trabajo directos y otros 600 indirectos.

Mina Invierno ubicado en Isla Riesco, comuna de Río Verde, Región de Magallanes y Antártica Chilena, y tenía por objeto la extracción y comercialización de carbón sub bituminoso.