(La Tercera-Pulso) Una semana cumplirá este jueves la huelga que protagonizan los 3.200 trabajadores socios de los sindicatos 1,2 y 3 de la División Chuquicamata de Codelco, justo a un día luego de conocerse que los trabajadores votarán este sábado la propuesta de la empresa presentada el martes, la cual considera, entre otras cosas, beneficios de $14,1 millones para cada trabajador.

De acuerdo con estimaciones de Plusmining, la Corporación ha registrado a la fecha un impacto del orden de US$2,5 millones diarios, mientras que habría dejado de producir unas 500 toneladas por día.

Con lo anterior, hoy el impacto en los ingresos de la estatal ya ascendería a por lo menos US$17,5 millones, mientras que la producción se habría visto afectada en unas 3.500 toneladas menos.

El economista y ex subsecretario de Economía, Tomás Flores, en tanto, calculó en 0,1% el impacto de esta semana de huelga en el Imacec.

Cabe recordar que la división ha logrado operar en este contexto al 50% de su capacidad, toda vez que la empresa cuenta con el trabajo de contratistas, supervisores y unas 1.400 trabajadores que no se encuentran paralizados y que en su mayoría pertenecen a los sindicatos 5 y Minero, que negociaron a inicios de año, alcanzando beneficios por $14,5 millones.

Las votaciones

El resultado de las votaciones serán decisivas tanto para la empresa como también para la dirigencia sindical, ya que se estima que la aprobación de la propuesta implicaría un golpe directo a este último grupo.

Lo anterior, considerando que la oferta de la empresa, si bien presenta los mismos términos para los trabajadores en cuanto a los montos relacionados con bonos, planes de egresos y medidas de igualdad entre trabajadores nuevos y antiguos, -que se había presentado en la mediación-; sí contiene puntos distintos que tienen que ver con los sindicatos. Entre ellos, que la administración de los seguros de vida pase a manos de la compañía y por otro lado, que el aporte de la empresa a los sindicatos sea por socio y no un solo paquete, lo que impactaría fuertemente en las arcas sindicales, toda vez que a inicios de año, más de 1.000 trabajadores migraron a los sindicatos cinco y Minero para participar de la negociación anticipada que estas agrupaciones desarrollaron.

Para que la propuesta de la estatal sea exitosa, debe lograr que el 50+1 de los trabajadores de cada sindicato la acepte. De este modo, pueden generarse distintos escenarios, según lo que decidan los trabajadores de cada sindicato, ya que cada negociación se desarrolla de forma independiente, lo que implica que los trabajadores asociados a una o más agrupaciones pueden aceptar la oferta y finalizar su huelga o viceversa.

Ahora bien, en el escenario de que la propuesta no sea aceptada por ninguno de los sindicatos, la compañía podría realizar una nueva propuesta cinco días después de la votación.