(Pulso) La eliminación de la consulta ciudadana anticipada (PACA) y el fortalecimiento de las decisiones regionales frente a un proyecto de inversión, con la eliminación del Comité de Ministros. Esos son algunos de los puntos que estarán contenidos en las indicaciones al proyecto de reforma al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), que ingresarán hoy a tramitación en el Congreso.

Así lo adelantó ayer la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, a los miembros de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, donde puntualizó que la Participación ciudadana (PAC), será fortalecida, extendiéndola a todo proyecto que la solicite y sin importar que éste se tramite a través de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) o un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

En ese sentido, la iniciativa permitirá que la PAC se active cuando 20 personas o 2 organizaciones sociales lo soliciten y, además, considerará capacitaciones gratuitas a las comunidades.

Por otro lado, la jefa de la cartera detalló que en las indicaciones también desecharon la idea de establecer macrozonas, mientras que sí se mantuvo la propuesta de ponen fin a la existencia del Comité de Ministros y de la posibilidad de ingresar recursos de reclamación ante el director del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Por lo anterior, se fortalecerá el rol de las comisiones regionales, siendo éstas las últimas instancias administrativas para discutir un proyecto y tras lo cual sólo se podrá recurrir a un Tribunal Ambiental.

“(Pasa que con) los proyectos que van al Comité de Ministros se eterniza su tramitación y se postergan hasta el último tiempo de los Gobiernos para tomar decisiones complejas, por lo que se desmerece la decisión de las regiones y se incrementa la incertidumbre”, explicó la ministra, que también explicó que los recursos de aclaración deberán ser presentados ante el SEA.

En la ocasión, el presidente de la Comisión, Félix González, puntualizó que hoy también presentará una propuesta verde paralela a la del Gobierno y que la idea es generar consensos. Sin embargo, criticó que las medidas anunciadas podrían quitar espacio a las comunidades.

“Sorprende la liviandad con que la ministra Schimdt ha conducido la agenda legislativa. En particular, la reforma al SEIA, que necesariamente debe ser objeto de consulta indígena para continuar adelante”, señaló el ex fiscal del Ministerio de Medio Ambiente y el jefe de área medio ambiente de Elías abogados, Jorge Cash.