(Pulso) El cobre no lo está pasando bien. El enfrentamiento arancelario entre China y EEUU, principales socios comerciales de Chile, y los temores sobre el crecimiento global siguen afectando al metal rojo.

En el mercado spot de Londres, el precio del cobre se cotizó en US$ 2,61088, lo que supone su nivel más bajo desde el 22 de junio de 2017. Se trata de una baja de 0,85% en relación al cierre dela viernes, de acuerdo a Cochilco.

Un influyente diario del Partido Comunista de China publicó el domingo un artículo en el que dijo que Estados Unidos ha subestimado la voluntad de China de librar una guerra comercial y que Pekín está preparado para una larga batalla económica.

Según informó Reuters, datos recientes de China muestran un enfriamiento en la actividad industrial, que está altamente relacionada con la demanda del país por metales industriales. El país asiático representa casi la mitad de la demanda mundial de cobre estimada en alrededor de 24 millones de toneladas este año.

Chuquicamata

El temor por el menor consumo de cobre de la segunda mayor economía del mundo ha inhibido, de momento, el efecto de la huelga legal que se inició en Chuquicamata, alguna vez la mayor faena de cobre del plantea y que ahora está en transición hacia una mina subterránea.

¿Cuál es el balance a pocos días de que iniciara la paralización? El ingreso y la salida de turnos han sido normales, el sábado la mina envió 86.000 toneladas de mineral a la planta, la concentradora superó las 70.000 toneladas de mineral procesado y la división avanza para alcanzar el 60% de su capacidad de producción.

En un informe, Moody´s advirtió que la huelga podría dar lugar a pérdida de volúmenes de producción y márgenes más bajos si se prolonga por un período prolongado.

Para la agencia, el paro supone un revés para el historial de Codelco en materia de negociaciones colectivas.

Moody´s dijo que el reto de estas negociaciones colectivas se basa principalmente en los cambios en la fuerza de trabajo como consecuencia del cambio en la mina.