Las gestiones que han realizado las compañías mineras para evitar que sus costos vayan al alza, fue uno de los aspectos destacados durante la presentación del Observatorio de Costos 2019, elaborado por Cochilco.

Manuel José Fernández, vicepresidente ejecutivo (s) de la entidad, explicó que “entre 2005 y 2015, los costos de la minería en Chile aumentaron cerca de 240%, debido principalmente a que las empresas quisieron aprovechar el boom del precio del cobre para maximizar sus ganancias. Sin embargo, esta práctica afectó seriamente la rentabilidad del negocio cuando el precio empezó a descender, obligando a las compañías a tomar medidas para reducir costos”.

Manuel José Fernández

Junto con ello, expresó que a partir de 2015 el costo promedio de la industria comenzó a disminuir, para alcanzar su valor mínimo en 2016, manteniéndose después relativamente estable. «Podemos decir que las empresas aprendieron la lección, y hoy están trabajando en dos aspectos que son cruciales en la gestión de costos, como son incrementar la productividad por un lado, no sólo de la mano de obra, sino que también del capital; lo otro es mejorar el proceso, donde la palabra clave es innovación”.

[VEA TAMBIÉN: IIMCh: “Nuestra industria es más productiva que la peruana”]

Esfuerzos en línea con los objetivos

Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, comentó que “considerando lo complejo de mantener tasas de producción por sobre el 3% anual, el foco para que la minería siga impulsando la economía chilena está en reducir los costos”, agregando que “se hace necesario establecer un seguimiento permanente a las variables que influyen en los costos de la industria”.

Jorge Cantallopts

Es así como en el reporte elaborado por Cochilco se resalta que los costos se mantuvieron, pasando de un Cash Cost de 137,6 ¢US$/lb en 2017 a 138 ¢US$/lb en 2018, a pesar que en el mismo periodo el precio del promedio del cobre subió 16,2 centavos US$/lb.

La cifra se vio impactada por mayores costos influenciados por el aumento de los precios de materiales, diésel, energía eléctrica, remuneraciones, ácido sulfúrico y fletes. Además, el menor precio del dólar (-9 $/US$) afectó negativamente en los costos con alta participación de moneda nacional.

A ello se sumó la caída de las leyes, equivalente a 289.000 tmf de menor producción de la muestra.

En contrapartida, el alza se vio compensada por el efecto positivo de la mayor producción de cobre y menores costos atribuibles a los contratos negociados con empresas contratistas.

Ante este escenario, Cantallopts, hizo hincapié en que “las empresas lo han hecho bien. No obstante, hay que hacer esfuerzos más grandes, que básicamente son de innovación”, enfatizó el especialista”.

Revisa la presentación realizada por Jorge Cantallopts, director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco.