(La Tercera-Pulso) Los precios del cobre subían el martes en línea con el avance de las bolsas en China, pero la confianza se mantenía frágil por la disputa comercial entre Washington y Pekín.

De acuerdo a Cochilco, en el mercado spot de Londres, la libra se cotizó en US$ 2,702 la libra (US$ 5.956,5 la tonelada), lo que representa un alza de 0,63% en relación al cierre del viernes.

No obstante, el precio a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres anota un fuerte salto de 1%, de acuerdo a Bloomberg.

Pese al alza de hoy, el precio del cobre, principal producto de exportación del país, acumula una caída 7,53% en lo que va de mayo, mientras que el precio promedio anual bajó a US$ 2,82.

Los precios del metal rojo han sufrido con los vaivenes de la guerra comercial entre EE.UU y China, pero Cochilco mantiene su proyección de un promedio por encima de los US$ 3 en 2019.

Según The Wall Street Journal, el valor de la materia prima se iba acercando a territorio de corrección a medida que se expanden las preocupaciones por el crecimiento, precisamente con el enfrentamiento arancelario como telón de fondo.

“La liquidación de gran parte de mayo ha sido muy conducida por la debilidad de la confianza, lo que se desprende en general de la guerra comercial entre China y Estados Unidos”, dijo Kash Kamal, analista de BMO Capital Markets.

Pero hay esperanzas para el cobre.

De acuerdo a la agencia Reuters, una escalada de la tensión comercial entre China y Estados Unidos podría llevar a Pekín a entregar más medidas de alivio monetario y fiscal para apoyar el crecimiento. El país asiático representa casi la mitad de la demanda global por metales industriales.

Los mercados de metales básicos esperan las cifras de PMI manufacturero, en particular por los nuevos pedidos y componentes de exportación, para evaluar las perspectivas de la demanda para los próximos meses.

El mercado de cobre registraría un déficit de 205.550 toneladas este año y de 172.000 toneladas en 2020, según un sondeo de Reuters. Según el Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre (ICSG), el año pasado el déficit fue de 387.000 toneladas.

Los inventarios de cobre en depósitos registrados ante la LME han alcanzado las 185.575 toneladas, un declive cercano al 20% desde el 7 de mayo. Las existencias en almacenes monitorizados por la Bolsa de Futuros de Shanghái, en 172.266 toneladas, han disminuido un 35% desde el 17 de marzo.