Con una inversión estimada de US$4.700 millones, el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 (QB2) es una de las mayores iniciativas actualmente en construcción, y que significará un importante salto para la compañía canadiense Teck, por la magnitud y potencial del yacimiento, pero también por el nuevo protagonismo que le trae aparejado en Chile, al sumarse al grupo de los grandes actores mineros.

Las implicancias de este proceso fue abordado por el gerente general de Teck Quebrada Blanca, Enrique Castro, en una presentación realizada en el Seminario: Oportunidades de negocios y desafíos en la industria minera.

En la oportunidad, explicó que 2018 fue un año de transformación, mientras que 2019 es de crecimiento, “enfocado en la construcción de QB2, que tiene muchos desafíos y grandes oportunidades”.

Es así como en septiembre pasado comenzaron con los trabajos de movimientos masivos de tierra, los cuales ya estarían listos, en el caso del área de la futura concentradora, instalación que tendrá un capacidad de 140.000 tpd y cuya construcción está a cargo de Bechtel.

Con respecto al estado avance actual del proceso, el ejecutivo dijo que ya está listo el 86% de la ingeniería, el 83% de las compras y el 89% de los contratos.

Al termino de su presentación conversamos con Enrique Castro para tener más detalles de esta iniciativa.

Mencionó que están en un periodo de transición, ¿qué pasa con la producción de cátodos de Quebrada Blanca?

Vamos a continuar con la producción hasta 2020. Estamos viendo alternativas de poder seguir más allá, pero no hay muchas más opciones, porque algunas obras (contempladas) remueven todo lo que son nuestras instalaciones iniciales, hacia 2022 – 2023.

¿En qué rango se mantendría la producción este y el próximo ejercicio?

Entre 20.000 a 22.000 ton de cátodos por año.

Un volumen bastante menor…

Así es. La gran apuesta de nosotros es la construcción del nuevo proyecto.

Nueva producción

 

¿Cuándo esperan iniciar la producción de concentrado de cobre?

En agosto de 2021 queremos producir la primera tonelada.

¿De cuánto prevén en ramp up para lograr la meta de 316.000 ton anuales?

Estamos siendo bien optimistas. Tenemos nuestros resguardos, pero prevemos que en no más allá de seis meses llegaremos a nuestra producción de diseño.

¿Qué medidas han tomado para lograr esa ambiciosa meta?

Tenemos un equipo que está trabajando hace más de un año y medio en todo lo que es la preparación operacional. Y si bien se aprecia como una propuesta muy optimista, hay otras operaciones que ya lo han logrado; no vamos a ser los primeros.

Adelantó que están terminando los movimientos de tierra masivos en el área de la futura concentradora. ¿Qué etapa se inicia ahora y qué pasa con los trabajadores de QB que estaban abocados a esa tarea?

Esos trabajadores continúan con nosotros en el área de la construcción del camino hacia el tranque de relaves, una vía de seis kms por un ancho de 40 metros, y después de eso siguen por dos años en la construcción del muro de partida del tranque de relaves.

¿Ahora pasa a liderar los trabajos Bechtel en el área de la concentradora?

Ya les hemos ido entregando algunas zonas; a partir de febrero se empezaron a entregar algunas plataformas. En el área de la concentradora ya tenemos listo casi el 100% de los trabajos masivos de movimientos de tierra. Hay una etapa que viene a posteriori de movimientos menores; pero ya se inició todo lo que tiene que ver con las obras civiles y la construcción de la planta.

¿La flota minera también va a crecer?

Así es. Estamos en un proceso de selección de flota.

¿En cuánto aumentaría?

Vamos a realizar dentro de los próximos días el anuncio del proveedor que se ha asignado la flota y en qué cantidad.

Están evaluando la posibilidad de usar equipos autónomos ¿cierto?

Sí. También vamos a hacer una declaración de todo lo que va a ser nuestra nueva estrategia de uso de tecnología.

En su presentación dijo que ya están bastante avanzadas las principales licitaciones y contrataciones de ingeniería ¿Qué queda pendiente?

Los grandes equipos están todos listos; faltan algunos contratos menores o que no están en nuestra ruta crítica, y que todavía se encuentran en proceso de análisis.

Empresas que participan de la ingeniería de QB2

 

Bechtel: Concentradora / EPCM

Ausenco – PSI: Cañería y estaciones de bombeo

Ausenco – Sandwell: Puerto y planta desaladora

Golder: Manejo de relaves

Teck: Movimiento de tierra