(El Mercurio) Conseguir los recursos está siendo uno de los grandes desafíos para la COP25 y no han estado exento de complejidades. Según Cristián Varela, gerente general del evento COP25 –entidad que funciona desde marzo en La Moneda y que coordina toda la logística, producción y financiamiento del encuentro -, el costo total de la cumbre es de US$90 millones.

Un poco más de un tercio de eso, US$35 millones, saldrá de las arcas públicas y ya fue autorizado por el Congreso. Otro tercio esperan financiarlo con aporte de otros países y organismos internacionales. Conocedores del proceso explican que la Unión Europea, Alemania, Noruega, Luxemburgo y Canadá están en la lista de los países que apoyarán la COP25, a través del financiamiento de iniciativas.

[Sigue leyendo este tema en la edición impresa del diario]