La transformación de la Mina Chuquicamata -históricamente a rajo abierto- en una operación subterránea, forma parte de un proyecto estratégico de diez años desarrollado por Codelco para extender la vida de la mina. Las operaciones debieran comenzar este año.

Para esta instancia, la compañía de origen sueco Sandvik confirmó la entrega a esta División de un sistema de automatización y producción AutoMine® y OptiMine®. Esto permitirá a Codelco operar con la nueva flota de cargadores Sandvik LH621 con total automatización.

De acuerdo con la compañía sueca, el sistema abierto integra operaciones manuales y equipos autónomos, lo que permite transparencia y control en tiempo real de manera paralela sobre la producción y actividades de desarrollo de la mina.

Al respecto, el gerente de operaciones Subterráneas de Chuquicamata, Andrés Avendaño explicó que “la automatización y optimización son fundamentales parea aprovechar al máximo nuestras minas y para mantener a nuestras personas a salvo en los procesos”.

Relaciones previas entre ambas empresas

Históricamente, Codelco y Sandvik tienen antecedentes en la automatización que comenzaron con la instalación del primer sistema de Cargador AutoMine® en la mina El Teniente, en 2004.

El vicepresidente Automatización Sandvik Mining and Rock Technology, Riku Pulli expuso que «es fantástico continuar con esta asociación, ya que nuestras visiones están bien alineadas.  Esperamos trabajar con Codelco para ofrecer minería aún más inteligente, más segura y más productiva a través de la digitalización”.