El 25 de abril, la multinacional norteamericana Fluor -especialista en construcción e ingeniería- conmemoró sus cuatro décadas con presencia en Chile. La empresa estadounidense ha prestado servicios para diversas operaciones de la gran minería a lo largo de los años, incluyendo a faenas de BHP, Codelco, Lumina Copper y KGHM, entre otras.

Dentro de este contexto, MINERÍA CHILENA conversó con Jorge Herbozo, director regional de Desarrollo de Negocios de Minería y Metales de Fluor. El ejecutivo sostuvo que las condiciones de mercado se presentarán más favorables a partir de 2020 y nombró algunos de los proyectos donde Fluor realiza etapas de factibilidad y pre-factibilidad dentro de Chile, destacando su trabajo con Codelco.

Escenario actual de la industria

¿Cuál es el estado actual que percibe para los proveedores y contratistas en la minería?

En este momento tenemos varios proyectos que están en una etapa de ejecución. Tenemos algunos otros en etapas previas de factibilidad y de pre-factibilidad. Esto nos sugiere que el periodo de materialización es posterior, es decir, la construcción -que es la que más mueve la economía- viene en buenas condiciones para los años 2020 y 2021.

¿Cómo se desenvolverá esta proyección en Chile? ¿Qué proyectos ven?

En territorio chileno está Radomiro Tomic. Ahora estamos participando en un concurso para validar la pre-factibilidad. Probablemente después siga una licitación para la ejecución del que esperamos sea un mega proyecto. Codelco siempre tiene iniciativas que permiten seguir creciendo: Rajo Inca es uno, Andina otro.

Viene también Nueva Unión, que es un proyecto importante de dos grandes compañías como Teck y Goldcorp -recientemente comprada por Newmont- que también sería un mega proyecto, lo que causaría gran impacto en la economía

Resumiendo, considero que vienen inversiones;  su periodo de maduración se dará entre 2020 y 2021.

Lecciones


¿Qué lecciones se pueden rescatar del periodo en que hubo baja de precios en los minerales? ¿Qué no se puede repetir?

Básicamente, el hecho de estar enfocados 100% en los proyectos, genera una dependencia de éstos. Creo que tenemos que focalizarnos también en dar sustento en la operación a través de proyectos “stay in business”, que nos mantienen ocupados en las épocas con menor inversión, trabajar en la búsqueda de soluciones innovadoras y asegurar estudios de factibilidad para tener presupuestos y planes de ejecución sólidos de cara al futuro.

Trabajos como los mencionados nos permiten mantener al personal, en quienes hemos invertido mucho en su capacitación, trabajando en los proyectos hasta esperar el nuevo ciclo económico que nos brinde la posibilidad de volver a ejecutar grandes proyectos.