(La Tercera / Pulso) Hombre, chileno, ingeniero comercial y profesional de la Universidad Católica. Esas son las características que más se repiten entre quienes ocupan los sillones de directores de las principales empresas del país, según arrojó un análisis realizado por PULSO, luego de que la semana pasada concluyeran las juntas de accionistas anuales de las firmas que forman parte del Ipsa (Índice de Precios Selectivo de Acciones). En varios casos, se concretaron cambios en las mesas.

Así, el 33% de los directores del Ipsa son ingenieros comerciales, mientras que el 14% y el 13% son abogados o ingenieros civiles industriales, respectivamente. El análisis también demostró que más de la mitad de ellos, el 58% cuenta con postítulos.

Ahora bien, al hablar de las casas de estudios en las que desarrollaron sus carreras profesionales, predominan los directores titulados de la Pontificia Universidad Católica, con el 37% del total. A esta, le sigue la Universidad de Chile, con el 24%, mientras que el tercer lugar, lo ocupa la Universidad Adolfo Ibáñez, aunque con el 2,5% del total.

Por otro lado, el análisis también arrojó que el presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic y el gerente general del mismo holding, Francisco Pérez Mackenna, son los directores que más sillones ocupan, totalizando cuatro cada uno. Mientras que Hernán Büchi, Gonzalo Menéndez Duque y Rodrigo Manubens, les siguen, con presencia en tres directorios cada uno.

Diversidad

Otro de los factores que se analizó, tuvo que ver con la nacionalidad de los directores. Así, se determinó que si bien la mayoría de los directores de las empresas Ipsa son chilenos, el número de extranjeros no es menor, alcanzando el 21% de las posiciones. Italianos, españoles, franceses, argentinos, brasileños y norteamericanos, entre otros, son algunas de las nacionalidades que se repiten.

Otro de los puntos a considerar tiene que ver con los sillones ocupados por mujeres, las que este 2019 alcanzaron 27 en los directorios, cuatro más que en 2018, lo que representa cerca del 9% de los puestos disponibles.

Estos resultados dejan desafíos importantes, dicen los expertos. El socio principal de PwC, Renzo Corona, considera que es importante la existencia de directorios con talentos distintos. “Ojalá los directorios dejen de ser homogéneos y empiecen a ser heterogéneos, de experiencias de vida, de formación, de género, de edad (…). Creo mucho en la heterogeneidad. Estamos avanzando en esto, aunque hay algunos casos en que no. Pero sin duda, hoy son más heterogéneos que hace 10 años atrás”, afirmó.

Una opinión similar, entregó el miembro del directorio del Centro de Gobierno Corporativo de la Universidad Católica, Luis Hernán Paúl. “Hoy en día la presencia de las mujeres, es algo que se está conversando cada vez más en las mesas de los directorios”, dijo. Por otra parte, también señaló que se ha ido generando, de forma gradual, un giro hacia la profesionalización de éstos, los cuales cada vez más participan de capacitaciones. “Hoy es mucho más común en el caso de los directores de las familias el participar en cursos de especialización, que tienen que ver con temas como la transformación digital, la sustentabilidad y la gestión de riesgo”, sostuvo.

Lucy Krell socia de Caldwell Partners, cree que poco a poco se generará una tendencia a diversificarlos, donde la profesionalización y perfiles más jóvenes podrían acaparar un rol más relevante. Hoy, los menores de 40 años siguen siendo minoría en los directorios y el 98% está sobre ese rango de edad.

“Los procesos de transformación digital, de incorporación de nuevas plataformas tecnológicas, de inteligencia artificial, de soluciones en la nube, de tener metodologías ágiles para generar innovación y trabajo transversal, son todos temas que las empresas están empezando a incorporar, algunas más avanzadas que otras, pero donde probablemente esos perfiles están asociados a personas más jóvenes de 40 o 30, y las empresas empezarán a contar con grandes líderes de esas edades”, indicó.