Los desafíos del cambio en la industria fue el tema que abordó Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta plc, en la Conferencia del Cobre 2019. Reconoció que este paso no es algo fácil y muchas veces tampoco bienvenido.

Sostuvo que estamos ad portas de una nueva revolución, mencionando como ejemplo lo que significa el advenimiento de la electromovilidad, con la nueva tecnológica de los vehículos, en los sistemas de transporte y en la infraestructura asociada para su operación.

Por ello, estimó que la transformación, a nivel de industria y de las empresas, constituye una necesidad y debe ser parte de su estrategia.

“La forma en cómo hacemos negocio está cambiando existencialmente; la manera en que solíamos hacer las cosas ya no es funcional a nuestro propósito, y para muchos tampoco socialmente aceptable”.

Entre los temas que engloba esta transformación, enumeró: la industria debe atraer más diversidad e incluir mayor número de mujeres, señalando que en el caso de Antofagasta Minerals se han impuesto el desafío de duplicar su presencia en la empresa al año 2022; nuevas formas de asociarse y compartir ideas;  fortalecer la transparencia en todo ámbito; generar confianza en lo que hacen las compañías mineras; la cercanía con las comunidades, y la innovación.

Innovaciones

Respecto a este último punto, reiteró que Antofagasta Minerals estudia la incorporación de una flota de camiones autónomos en el nuevo rajo en Centinela, previsto para 2021; también están instalando equipos de perforación remota y autónoma en otra operación, para las tareas de tronadura; “y un equipo de innovación está comprometido a resolver lo que creemos serán los tres facilitadores críticos para el futuro: la lixiviación de minerales sulfurados primarios, el movimiento masivo de minerales remotos a nuestras plantas, a bajos costos, y continuar por la senda de desarrollar y tener relaves espesados”.

También adelantó que están en la etapa final de factibilidad para tener un  centro integrado de operaciones, que cuando concluyan los estudios esperan poder implementar en una ciudad, por ejemplo en Antofagasta, para una de sus operaciones en el norte.