(Pulso) Las importaciones de bienes de capital tuvieron un “frenazo” durante el primer trimestre de este año. Así lo dio a conocer el Banco Central a través de la publicación de sus estadísticas de comercio exterior, donde además muestra que en el total de importaciones, éstas solo crecieron 0,3% durante el primer trimestre de 2019, uno de los peores resultados desde el tercer trimestre de 2016, cuando estas cayeron un 4,4%.

En este contexto y de acuerdo con las cifras del ente emisor, las importaciones de bienes de capital avanzaron 1,5%, el peor registro desde el segundo trimestre de 2017, cuando marcó un crecimiento de 0,9%.

Esta tendencia a la baja fue agudizada por el resultado de marzo, que registró una caída de 7,7%.

Estos resultados podrían dar señales de una inversión más debilitada de la prevista, sin embargo, el exsubsecretario de Economía, Tomás Flores señaló que “las importaciones de bienes de capital tuvieron una variación puntual en marzo que se revertirá en los próximos meses, ya que la inversión total será el principal pilar del crecimiento de Chile durante el presente año”.

A su vez, el economista del Banco Santander, Gabriel Cestau, sostuvo que “el año pasado la inversión se concentró en reposición de maquinaria y equipo (luego de algunos años de retrocesos), que crecieron a tasas muy elevadas lo que dejó las bases de comparación muy arriba. Para este año prevemos que la inversión seguirá avanzando, pero más concentrada en el componente de construcción”.

Envíos

En cuanto a las exportaciones, éstas mostraron una caída de 5,1% durante enero y marzo de este año, siendo su peor resultado desde el segundo trimestre de 2016 (-7,9%).

En este contexto, Flores dijo que “La caída en el valor exportado responde principalmente al menor precio del cobre, ya que en el primer trimestre de 2018 este alcanzó a US$ 3,2 por libra, mientras que en igual período 2019 el precio fue US$ 2,8 por libra, lo que implica una caída de 12,5%”.

Mientras que Cestau indicó que “hacia delante, en la medida en que el comercio global se recupere podríamos ver un mayor dinamismo en las exportaciones industriales”.