(Pulso) Australia redujo su pronóstico de comercio mundial de mineral de hierro este año y advirtió que los efectos del fatal desastre del dique en Brasil podrían reducir la oferta durante al menos cinco años.

El accidente del 25 de enero en una operación de Vale SA en Brasil y el cierre posterior de varios diques de relaves podrían reducir la oferta marítima mundial en 46 millones de toneladas este año y en aproximadamente 25 millones de toneladas anuales hasta 2024, según un informe trimestral del Departamento de Industria, Innovación y Ciencia de Australia.

Los precios durante la primera parte de este período serán al menos US$5 por tonelada más altos de lo que serían sin las reducciones en Brasil, dijo.

El departamento redujo su pronóstico para las exportaciones brasileñas en 14% a 370 millones de toneladas este año y redujo su pronóstico para los envíos australianos en 1,4%. El comercio mundial total será de 1.530 millones de toneladas este año, menos que el pronóstico de diciembre de 1.640 millones de toneladas.

El mineral de hierro ha tenido una mala racha desde el desastre que obligó a Vale a cancelar casi 93 millones de toneladas de producción por año, y los mercados no tienen una visión más clara de las perspectivas de oferta dado que la minera no proporcionó ninguna orientación para el año en su informe de producción esta semana. Esto generó pronósticos de déficit, luego de que los productores rivales BHP Group, Rio Tinto Group y Fortescue Metals Group Ltd. advirtieran que no podían aumentar fácilmente la producción.

“Se prevé que el colapso del dique de Vale disminuya la oferta marítima, y se espera que los inventarios disminuyan en 2019, ya que los fabricantes de acero mezclan minerales de menor precio para amortiguar los márgenes de ganancia”, indica el informe en referencia a las operaciones en China. La menor oferta “será compensada en parte por una menor demanda de mineral de hierro transportado vía marítima, debido a una modesta disminución en la producción de acero en China”.

Demanda china

Si bien se espera que la producción de acero de China disminuya, se mantendrá en niveles históricamente altos, según el departamento. El consumo del país se mantendrá estable este año ya que el estímulo económico aumenta la demanda y compensa la debilidad en los sectores automotriz y de maquinaria, confirmó. Tanto la producción como la demanda disminuirán gradualmente.

Un aumento en el consumo de chatarra debilitará la demanda de importaciones de mineral de hierro en el principal comprador del mundo; cada tonelada de chatarra de acero reemplaza aproximadamente 1,4 toneladas de mineral.

Australia aumentó su pronóstico de precios del mineral de hierro para 2019 a US$66,90 por tonelada, desde un cálculo previo de US$52,60. Los precios luego bajarán a US$57,30 el próximo año, antes de aumentar de nuevo hacia US$60 en 2023.