No sólo la tecnología y la innovación son las claves en el desarrollo y evolución de los procesos productivos, también lo es el tipo de capital humano que trabaja en estos. Así lo deja establecido el estudio “Revolución Tecnológica 4.0 y Capital Humano: Una mirada desde la Minería”, que aborda la importancia de que las empresas chilenas contraten más doctores en Ciencias y Tecnologías.

En la presentación del documento, el coautor del estudio y director de Beauchef Minería, Patricio Meller, afirmó que “del 2015 al 2030 el capital humano es clave para los desafíos tecnológicos y para la innovación. Es vital que exista capital humano especializado dentro de las empresas  para incorporar la tecnología 4.0, para resolver los desafíos tecnológicos.

Señaló que “la tecnología 4.0 avanza tan rápido que produce problemas de inserción, comprensión y adaptación, y en Chile se invierte muy poco en I+D en comparación con los otros países del mundo”.

En este mismo escenario, destacó la falta de becas en Chile, y de magíster y doctorados en Ciencias y Tecnologías.

En este punto, Meller sostuvo que las empresas chilenas deberían contratar más doctores. “Los doctores otorgan más innovación, e innovación de mayor relevancia. Los doctores tienen habilidades relevantes para las empresas, como capacidad de resolver problemas complejos, habilidades para la investigación, capacidad para identificar y definir problemas, entre otras”, enfatizó.

Recalcó que para que las empresas se puedan insertar en la Revolución Tecnológica 4.0, los gerentes y directores tienen que valorar la innovación.

Paradoja

El coautor de la investigación expuso que en el caso chileno se genera una paradoja respecto a los doctores en Ciencias y Tecnologías. Explicó que, por una parte, “faltan doctores en la senda tecnológica. El número de doctores en investigación y desarrollo en minería es un 70 avo respecto a lo que hay en minería en los países desarrollados. Por otro lado, sobran doctores en Ciencias y Tecnologías, puesto que las empresas no contratan doctores ni a nivel profesional, ni a nivel de directorio ni a nivel gerencial ¿Por qué? porque las empresas realizan poca innovación y desarrollo y muy poca investigación”.

Minería en el futuro

En el estudio se consideran tres enfoques para la minería en el futuro (las cuales son complementarios):

  • Tendencias globales determinantes para el futuro de la minería
  • Tendencias tecnológicas específicas de los procesos productivos
  • Programas colaborativos en Investigación y Desarrollo y dentro de la industria minera

En este último punto, Meller subrayó que la industria minera es poco colaborativa, tanto interna como externamente.

Resaltó que en países desarrollados hay grupos de trabajos colaborativos entre empresas y universidades, mientras en América Latina hay poco interés de las compañías en trabajar con universidades.

Como sugerencia, Meller expresó la necesidad de crear un consorcio (con compañías mineras) dedicado a monitorear todos los relaves. De esta manera, se aprovechan las economías de escala que hoy están siendo desperdiciadas por la competitividad entre compañías.

Panel de conversación

El evento contó con dos paneles de conversación y análisis. En éstos participaron Óscar Landerretche, académico de la Universidad de Chile; Marcelo Álvarez, vicepresidente de Recursos Humanos de Codelco; Alejandra Wood, directora Ejecutiva de Cesco; Diego Hernández, presidente de Sonami, Juan Pablo González, presidente del IIMCh y Juan Cariamo, vicepresidente de Minnovex.

Óscar Landerretche destacó la importancia de que se asocie el mundo académico con el privado. “Hay una gran responsabilidad de las grandes empresas. Además de pensar en sí mismas, éstas tienen que apalancar los problemas (desafíos) del país”.

En tanto, Marcelo Álvarez hizo hincapié en que “no sirve de nada tener cambio en la tecnología sino hay un cambio cultural. Las transformaciones fracasan porque no estamos dispuestos a los cambios”.

Por su parte, Alejandra Wood dijo estar de acuerdo en que se necesitan más doctores en Ciencias y Tecnologías. Asimismo, precisó que “los consorcios se deben formar de manera paulatina para que se generen las confianzas y poder trabajar con las tecnologías”.

Mientras que Diego Hernández rescató que “es necesario tener más doctores trabajando en la industria. Y que no se debe condicionar a un doctor a que trabaje como investigador, porque igual éste ayudaría desde su expertirse desde otro puesto de trabajo en la empresa”.

Estudio “Revolución Tecnológica 4.0 y Capital Humano: Una mirada desde la Minería”

El reporte fue elaborado por los investigadores Patricio Meller y Bárbara Salinas, quienes son parte de la iniciativa Beauchef Minería, centro de pensamiento de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Se centra en la llamada “Cuarta Revolución Industrial” (formada por la robótica, internet en las cosas, la biogenética, inteligencia artificial y otras disciplinas de avanzada), las capacidades que el capital humano en minería debe poseer para aprovecharla, el estado de Chile en la materia y los pasos necesarios para que la industria no quede rezagada a nivel global.