(Pulso) A las diez de esta mañana en las dependencias de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en calle Huérfanos, se realizará la audiencia por el eventual dumping en la importación de bolas de acero para molienda, insumo crítico para la minería.

Allí se verán las caras Moly-Cop, que ha liderado la defensa de la industria nacional -pidiendo la aplicación de sobretasas-, y los importadores, entre ellos Elecmetal, firma perteneciente al grupo Claro y que opera un joint-venture en China que se dedica a la fabricación de estos implementos.

Esta empresa estará representada por el abogado Nicolás Luco, quien ha liderado la defensa de la compañía ante la Comisión Antidistorsiones.

El proceso se inició de oficio e involucra a empresas chinas, importadores y usuarios, entre las cuales se encuentran la propia Elecmetal, además de grandes mineras como Codelco, Anglo American y Minera Escondida de BHP, por el de los consumidores.

Por el lado de Moly Cop, se presentarán a la audiencia Ricardo Reveco y Gonzalo Sanhuezam adempás de René González, dirigente sindical de Moly-Cop. También se espera la presencia indirecta de CAP, cuyo representante será Hector Medina, dirigente sindical.

Se espera que también asistan parlamentarios de la región del Biobío, dada la relevancia que ha tenido el tema en la zona. Justamente, el día lunes se realizó una reunión en la Intendencia de la región del Biobío a la que asistieron autoridades locales para analizar las implicancias del tema.

La defensa

Los argumentos de Moly-Cop, de acuerdo con el acta de la reunión del consejo de la Comisión Antidistorsiones del 4 de marzo pasado, plantea que, a juicio de esta compañía, existe “amplia evidencia de medidas antidumping en todo el mundo, de la sobrecapacidad provocada por los estímulos del gobierno chino al sector acerero, y de importantes subvenciones a la industria acerera china, que hace imposible comparar adecuadamente los precios de exportación con los internos, que están gravemente distorsionados”.

El documento agrega que para Moly-Cop “la planificación central del gobierno chino ha generado un exceso de capacidad en el mercado del acero lo cual, es una condición de ‘no mercado’ que amenaza a la sustentabilidad de las ramas de producción de acero de aquellos países que se rigen por el libre mercado”.

“Las empresas chinas han seguido recibiendo subsidios hasta el día de hoy”, complementa el documento. Fuentes cercanas a esta firma comentaron que sus representantes buscarán demostrar que el trabajo desarrollado por la comisión para las medidas provisionales (derecho antidumping provisional de 9%) ha sido serio, técnico y ajustado a la normativa nacional e internacional y a la jurisprudencia de la OMC y la CNDP, así como también la existencia de “un grave daño a la industria nacional, y además demostrará que la única causa posible de los daños es el dumping de los productores chinos”.

Por el lado de la industria minera, los documentos que han presentado las empresas apuntan a mantener el ambiente competitivo generado por la entrada de productos importados.