(Economía y Negocios online) Una nutrida cartera de proyectos es la que maneja Antofagasta Minerals, brazo minero del grupo Luksic, según dio a conocer en conferencia con analistas tras su última entrega de resultados.

Sumado a la Infraestructura Complementaria de Los Pelambres, proyecto por US$ 1.300 millones que se encuentra en marcha, y a los planes de estudio de expansión de Centinela, en la compañía ya hablan de una futura fase II del principal yacimiento que tienen en el país. Esta última tendría un valor en torno a los US$ 600 millones, aunque de avanzar requeriría de nuevos permisos ambientales.

Otra de las oportunidades que está viendo en el largo plazo la empresa es una potencial segunda etapa de Twin Metals, proyecto que la minera busca impulsar en Estados Unidos y que se espera que a fines de año inicie su estudio ambiental.

Según explicó Alfredo Atucha, vicepresidente de finanzas y administración (CFO) de la compañía minera, “hay algunas secuencias de expansión que podemos hacer en Twin Metals, en las que puede haber un proyecto que supere las 65.000 toneladas de cobre que se contemplan en su primera fase”.

[Recomendamos: Presidente Ejecutivo de Antofagasta plc visualiza mejoramiento de las condiciones del mercado]

A su vez, en la conferencia también se abordó el tema del tratamiento de las plantas de relaves, tópico que ha sido comentado con frecuencia en los encuentros internacionales de la industria a partir del accidente ocurrido en una mina en Brasil que costó la vida a más de 300 personas.

“Estamos revisando todos nuestros procedimientos de manera más crítica que antes y, si es necesario, incorporaremos cualquiera de los aprendizajes que puedan surgir de esa revisión”, explicó el presidente ejecutivo del grupo, Iván Arriagada, quien detalló que la minera ya cuenta con exigentes revisiones internas y externas para este tipo de recintos.