Crecimiento más débil de la demanda de China; superávit de oferta en el mercado global; expectativas pesimistas sobre la guerra comercial Estados Unidos-China; y desaceleración del crecimiento europeo. CRU Group considera que estos factores son determinantes para estimar que este año el precio promedio del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) será inferior al de 2018.

Esta conclusión fue comunicada por Vanessa Davidson, directora de Investigación y Estrategia de Cobre de la organización, en el contexto de la próxima realización de su tradicional Conferencia Mundial de Cobre (8 al 10 de abril, Santiago de Chile), evento que integra el programa de actividades de la Semana Cesco 2019.

“Más allá de 2019, esperamos que el precio promedio anual del cobre suba gradualmente hasta llegar a US$3,28/lb en términos nominales para 2023. Sin embargo, se debe hacer notar que, en términos reales, el pronóstico de precio se mantendrá por debajo de los US$ 3,00/lb anualmente por los próximos cinco años”, agregó.

Análisis de escenarios

En cuanto a la oferta mundial del metal, la especialista explicó que el mercado mostrará superávit hasta 2022, dada la mayor producción que aportarán proyectos aprobados en los últimos doce meses.

CamionesCobre_CRU

“En el corto plazo, existe probabilidad de que el precio del cobre baje del percentil 90 de la curva de costos de la industria. El percentil 90 representa una guía para los mineros de mayor costo en la industria y debería estar en US$2,68/lb promedio anual para 2019”, indicó la especialista.

De acuerdo al análisis de CRU, para que ocurra lo anterior se requiere un deterioro de las expectativas del mercado global a partir del aumento de las tensiones entre Estados Unidos y China, o el empeoramiento de las perspectivas económicas del país asiático.

Por el contrario, en la configuración de un escenario positivo existe potencial para que el precio llegue a máximos de US$3,55/lb.

“Es más probable que esto ocurra en la primera mitad de la siguiente década, en la medida que la sobreproducción desaparezca y surjan condiciones de déficit. En el corto plazo, las posibilidades de alza del precio es bastante más limitada, pudiendo llegar a máximos de US$3,10/lb”, concluyó Vanessa Davidson.

[También le puede interesar: Juan Carlos Guajardo: incertidumbre por guerra comercial domina agenda del cobre].