(Pulso) La Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), salió a advertir los efectos negativos que tendría la propuesta del gobierno de modernizar el sistema de indemnización laboral para este sector.

Dante Arrigoni, presidente de Asimet, sostuvo que “significaría un incremento en los costos del empleo de un 3,3% en el caso que se estableciera una indemnización a todo evento, lo que representaría para las empresas un aumento de cuatro veces del sistema actual”.

Para el gremio, esto significaría un nuevo impuesto al trabajo, considerando que “el sector de la manufactura ha perdido competitividad y el aporte al PIB en los últimos 22 años pasó de un 15% a menos del 10%, con lo cual se ha perdido un tercio de la industria manufacturera”, según explicó Arrigoni.

Sin embargo, aseguró que comparte la necesidad de una reforma al actual sistema por otro más flexible, pero que el tema debe ser “tratado en forma colaborativa con todos los sectores (trabajadores, gobierno y empleadores), de tal forma de buscar una fórmula que sea ganadora para todos”.

Además, profundizó en que “lo que Chile necesita es replicar lo que están realizando la gran mayoría de los países de la OCDE, que es un plan de Políticas Públicas que fomente y ayude a nuestras empresas a modernizarse y adoptar la cuarta revolución Industrial. Algo que ayudaría a volver a ser competitivos, por lo que esta propuesta aislada del gobierno va en el camino contrario”.