(Pulso) Las perspectivas de reactivación de la inversión minera para el 2019 y los próximos años ya están dando sus frutos, ya que los nuevos proyectos mineros van tomando forma y consistencia en el país.

Ayer, la principal minera privada de Chile, BHP (australiana), dueña de Escondida y Spence, dio a conocer los resultados que tuvo el año pasado, en el cual detalló que la ampliación que tendrá Spence en el país -proyecto llamado Spence Growth Option- lleva un 34% de avance en sus obras.

Si bien la información entregada por BHP no reveló tantos detalles del proyecto en particular, desde la empresa confirmaron que el presupuesto estimado para esta inversión sigue igual que siempre: tendrá un costo de US$2.460 millones. Además, desde BHP esperan que “la nueva planta de 95 mil toneladas por día incremente el cobre contable de Spence en la producción de concentrado en aproximadamente 185 mil toneladas por año en los primeros 10 años de operación y extienda las operaciones mineras en más de 50 años”.

En cuanto a los costos unitarios de la minera Escondida para el 2019 se proyecta que estén bajo los US$1,15 por libra a mediano plazo, lo que significaría un aumento de un 10% respecto al primer semestre 2018, ya que cerraron en US$1,06 la libra. Por otro lado, la minera explicó que tienen una amplia gama de opciones de desarrollo y licencias de exploración en las mejores cuencas del mundo a futuro.

[Relacionada: Costos de producción de Minera Escondida suben 10% el último año]