(El Mercurio de Antofagasta) La formulación de cargos contra cinco pubs en Antofagasta y las medidas del gobierno con los relaves mineros tras el frente climático en la región, fueron algunos de los temas que trató en la ciudad el superintendente de Medio Ambiente (SMA), Rubén Verdugo.

En la reunión participaron el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro, y la jefa regional de la SMA, Sandra Cortez.

Las autoridades conversaron con la Agrupación ‘No + Ruidos’, del sector de Playa Blanca, organización de vecinos que ha presentado unas 20 denuncias contra locales nocturnos del sector sur de la ciudad.

En el encuentro les comunicaron que formularon cargos en contra los pubs Kunza, Maldita Barra, Balmori, Lemon y Burger Shop. Esto, por superar los decibeles de ruido permitidos, lo que podría provocar un riesgo de salud en los vecinos de la zonas aledañas a estos locales.

Ruidos

“Es una prioridad que se ha fijado desde el intendente (Marco Antonio Díaz) para abordar este tema de manera integral, para ponernos de lado de la comunidad”, expresó el seremi.

La formulación de cargos se debe a 19 denuncias realizadas en Playa Blanca.

El superintendente manifestó que el tema es una oportunidad para regular el problema que generan los ruidos.

“Tenemos que ver el tema como algo mucho más estructural, lo que significa generar espacios que no intervengan con la comunidad, que hagan inversiones desde un inicio, no tienen por qué esperar que llegue la formulación de cargos para hacer inversiones”, añadió.

Relaves

Respecto de la contingencia climática en la región, comentaron que se desplegó un plan para medir el impacto medioambiental.

Es por ello que la SMA y la Seremi de Medio ambiente están trabajando en conjunto con otras instituciones, como Sernageomin, encargada de evaluar la estabilidad física y química de los relaves.

El superintendente agregó que “definimos una agenda de trabajo de tres días en Calama, de modo que no solo vamos a visitar los relaves sino que además vamos a tomar muestras del agua, para ver si está generando algún efecto en particular”.

La medida es necesaria ya que se podrían contaminar las napas subterráneas, convirtiéndose en un riesgo para la población.

“Estamos analizando el estado actual en que se encuentran los relaves y a partir de eso, plantear y tomar ciertas acciones”, concluyó.