(Pulso) Una demanda de carácter colectivo. Eso es lo que ingresarán a fines de este mes, los sindicatos n°5 y Minero, con el fin de recuperar los fondos de retiro de los mil trabajadores que provenientes de otras organizaciones sindicales migraron a sus filas, en el marco de la reciente negociación anticipada que se cerró con Codelco y que consideró beneficios por $14,5 millones por persona.

[Relacionada: Justicia falla en contra de negociación anticipada en Chuqui y Codelco dice que decisión es extemporánea]

Así lo comentaron fuentes sindicales, quienes adelantaron que el texto de la demanda -que será dirigido en contra de los sindicatos 1,2 y 3- está próximo a culminar, por lo que ya se está en etapa de reunir las firmas de cada uno de los trabajadores involucrados.

En ese sentido, cabe consignar que los fondos de retiro son ahorros conformados por cuotas mensuales de entre $17 mil y $ 30 mil que se descuentan de las remuneraciones de los trabajadores socios de los sindicatos 1,2 3 durante su estadía en la empresa y que son dirigidos a estas organizaciones que son las encargadas de administrarlos.

Así, de acuerdo a los estatutos si un trabajador se sale del sindicato, pierde los mencionados fondos, por lo que la idea precisamente es recuperarlos considerando el cambio masivo que se generó en los últimos días.

Las dudas

Uno de los puntos que quieren establecerse en la demanda tiene que ver con el congelamiento de las cuentas bancarias de los mencionados sindicatos, mientras no sea resuelto el caso. Toda vez, que existen dudas entre los trabajadores sobre la existencia del dinero.

Lo anterior, dado a que las organizaciones sindicales adeudan alrededor de US$ 20 millones a la estatal, de los cuales la mayor parte respondería a deuda de los sindicatos 1 y 2.

Dicho endeudamiento, tiene que ver con que las organizaciones no pudieron cumplir en el pasado con el pago de los fondos de retiro, en el marco de salidas masivas de trabajadores en Chuquicamata, solicitando a la empresa hacerse cargo de la situación mediante préstamos. Por ello, este tema toma aún más relevancia en el contexto actual, considerando que con la transformación de Chuquicamata a un yacimiento subterráneo, se espera la salida de unos 1.500 trabajadores al 2022.

La diferencia con el pasado, eso sí, es que ahora la administración del presidente ejecutivo, Nelson Pizarro, puso punto final al apoyo que entregaba la estatal al pago de los fondos de retiro en el pasado, siendo el último proceso de este tipo que sí recibió apoyo el acontecido en el plan de retiro de 2013-2016 y que luego fue cuestionado por la Contraloría.

Frente a estas dudas, ayer el director del sindicato 1, David Bernal, señaló a Radio Carillón, que en el caso de su organización los fondos de retiro estaban intactos y aseguró que hoy existen $ 6 mil millones.

En esa línea señaló que le parecía poco entendible, cómo socios que ya sumaban $ 14 millones como fondo de retiro, se cambiaran de organización.